Historia / La Ley Jones de 1917
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
En marzo de 1917 fue aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Woodrow Wilson la Ley Jones. Presentada un año antes por el congresista William Atkinson Jones, la ley reorganizó las estructuras políticas de la isla y les otorgó a los puertorriqueños la ciudadanía norteamericana. Este ensayo expone cuál fue el camino hacia la aprobación de esta ley, cómo modificó la Ley Foraker, así como a las relaciones entre los Estados Unidos y Puerto Rico.


La invasión y el gobierno militar dejaron claro las intenciones imperialistas de Estados Unidos sobre la isla y apagaron las esperanzas de trato justo e igualitario que muchos habían depositado en la nación norteamericana. Este nuevo escenario llevó a la reestructuración de los frentes político-partidistas de Puerto Rico. Los líderes de los antiguos partidos autonomistas pensaron que la anexión era ahora el camino a seguir para obtener la libertad política y económica deseada. El Partido Autonomista Histórico, liderado por José Celso Barbosa, se reorganizó en marzo de 1898 en el Partido Republicano Puertorriqueño. Mientras, el partido liderado por Luis Muñoz Rivera, el Liberal Fusionista, hizo lo propio bajo el nombre de Partido Federal Americano.

Aunque con similares plataformas y objetivos, ambos partidos se diferenciaban entre sí por dos razones de peso. Primero, la fuerte rivalidad entre sus líderes marcaban profundamente las diferencias ideológicas. Segundo, el perfil socioeconómico de sus miembros era muy distinto, lo que incidía en cómo ambos grupos definían y entendían la anexión a Estados Unidos. Entre las filas de los republicanos se encontraban profesionales, comerciantes, banqueros, artesanos y hacendados. Los federales estaban compuestos por los hacendados cafetaleros y azucareros. Barbosa y los republicanos se identificaron con Estados Unidos y su política implantada en la isla. Los republicanos favorecieron la estadidad esperanzados que esto significaba la apertura del mercado estadounidense al comercio de Puerto Rico y más libertades políticas. Sin embargo, desde la invasión se desmantelaron las instituciones políticas y la poca autonomía gozada por el Gabinete autonómico liderado por Muñoz Rivera bajo la bandera española. Cuando en 1900 fue aprobada la Ley Foraker, las esperanzas se extinguieron del todo. La ley convertía a Puerto Rico en un territorio no incorporado, lo que significaba su estatus como posesión colonial.






Página: 1, 2,




Version: 15082403 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?