Economía / La sección 936
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
La sección 936 del Código de Rentas Internas fue una medida del Gobierno federal de los Estados Unidos para promover que corporaciones norteamericanas pudieran utilizar a Puerto Rico como fuente de inversión, al quedar eximidas de pagar contribuciones federales. La medida promovió la industria bancaria y financiera, además de las manufactureras, principalmente de farmacéutica y electrónica.


La 936 suplantó la anterior 931, que rigió desde la década del 1920 y permitía a las corporaciones estadounidenses no pagar impuestos en sus operaciones de ultramar hasta que repatriaran sus ganancias a los Estados Unidos. La 931 estuvo vigente hasta mediados de los años setenta cuando una serie de cambios en la economía política internacional afectaron los intereses norteamericanos.

Por un lado, para la década de los setenta del siglo XX, la economía estadounidense empezó a experimentar un estancamiento económico por sus compromisos con sus alianzas internacionales y por la presión que ejerció el estado benefactor en la economía local y en los ingresos del fisco federal en particular. Además, guerras en Oriente Medio forzaron un alza en el precio del petróleo, lo cual contribuyó a la recesiónrecesión: disminución de la producción nacional (medida a través del PNB real) durante al menos dos trimestres consecutivos en un año fiscal. Se caracteriza por la reducción absoluta en la producción y por el aumento en el nivel de desempleo. Cuando la recesión se extiende por un período más extenso (usualmente más de tres años) puede desembocar en una crisis económica o depresión. económica. Esto obligó a Estados Unidos a sacar al dólar del patrón oro, permitiéndole fluctuar su moneda por primera vez desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, para abaratar sus exportaciones en busca de competitividad.

El proceso de estanflación, como lo denominaron los economistas de la época, tendría un impacto en las relaciones entre Estados Unidos y Puerto Rico. Puerto Rico sufría las consecuencias de la recesión mundial, los malestares de la economía estadounidense y los altos precios de las importaciones de petróleo. Los efectos nocivos de la crisis provocaron un aumento masivo en el desempleodesempleo: Situación en la que uno o más factores de producción no se utilizan en el proceso productivo. Aunque técnicamente cualquiera de los factores puede estar desempleado, el concepto se utiliza comúnmente para referirse a la mano de obra desocupada. y el fin del modelo puertorriqueño de exportaciones a Estados Unidos, el cual se basaba en la mano de obra barata local. La consecuente crisis social y de tipo estructural que sufría la economía isleña puso presión en los niveles de ayuda federal como por ejemplo, en el Programa de Cupones por Alimentos y en otras medidas federales de alivio al desempleo, lo que incrementó la dependencia económica de Puerto Rico en Washington.

Para reanimar la economía de Puerto Rico y reducir la dependencia de los fondos federalesfondos federales: transferencias que reciben los individuos y el gobierno de Puerto Rico a lo largo del año fiscal por diferentes conceptos y que dependen de las asignaciones presupuestarias del gobierno federal de Estados Unidos., el Congreso enmendó el Código de Rentas Internas y creó la sección 936, aprobada en 1976. Su propósito era permitir que subsidiarias de corporaciones estadounidenses se establecieran en la isla y pudiesen repatriar sus ganancias a la casa matriz sin pagar impuestos federales. A diferencia de la antigua sección 931, que permitía reintegrar los ingresos de las subsidiarias libres de impuestos solo cuando sus activosactivos: todos los bienes producidos o manufacturados por los seres humanos y son utilizados para producir bienes y servicios. fueran eliminados, la 936 avalaba la repatriación de los dividendos tan pronto estos fueran realizados. Ello creó un incentivo para que estas corporaciones mantuvieran sus ganancias dentro de la economía estadounidense y no acabaran en bancos europeos, esquivando el pago de impuestos federales.

El Gobierno de Puerto Rico buscaba sobrepasar los límites alcanzados por el modelo de desarrollo de exportaciones a Estados Unidos (ahora agotado) y permitir que la isla se convirtiera en un centro financiero que ofreciera beneficios fiscales para atraer a corporaciones transnacionales que adjudicaran un alto porcentaje de sus ganancias a subsidiarias locales. El economista James Dietz explica que el Gobierno local buscó que las ganancias de las corporaciones 936 aportaran a la economía isleña, con la creación de empleos en sus subsidiarias, pero también al fisco puertorriqueño. De esta manera, se les impuso un impuesto de salida (tollgate tax) del 10% de sus ganancias. Además, se les ofreció la oportunidad de pagar un impuesto menor del 5% si estas compañías compraban bonos del Estado Libre Asociado, de corporaciones estatales, o los depositaban en bancos establecidos localmente.






Página: 1, 2,




Version: 13071108 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario