CARIBE / Nacionalismo e ideología en el Caribe durante el siglo XIX
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
José Martí.

El siglo XIX hispanoamericano comenzó con las guerras de independencia lideradas por Simón Bolívar en los territorios colonizados de España en el continente americano. Pero la independencia de los países continentales no significó la independencia de los territorios insulares del Caribe, y dos de las tres Antillas Mayores, Cuba y Puerto Rico, permanecieron como los últimos territorios de España en el continente americano. Aunque en sus comienzos, desde principios del siglo XIX, el elemento autonomista y separatista se mantenía subterráneo en Cuba y Puerto Rico, a través de sociedades secretas (como los Soles y los Rayos de Bolívar), permanecía como proyecto político lo que se denominaba como “el sueño inconcluso de Bolívar”.

No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX que emergieron movimientos armados en el Caribe insular. El primer acto de rebelión ocurrió el 16 de agosto de 1863 en la República Dominicana, con el acto conocido como el Grito de Capotillo, y que culminó con la restauración de la independencia dominicana en 1865. Al Grito de Capotillo le siguieron varios “gritos” o intentos de imponer la República en la región, todos fallidos. El 23 de septiembre de 1868 aconteció el Grito de Lares en Puerto Rico (orquestado por Ramón Emeterio Betances y Segundo Ruiz Belvis). En Cuba, de forma similar, aconteció el Grito de Yara (liderado por Carlos Manuel de Céspedes) el 10 de octubre de 1868, a lo que le siguió la guerra de los Diez Años (1868-1978), la guerra Chiquita (1879-1880), y el Grito de Baire (liderado por José Martí) el 24 de febrero de 1895. Estos movimientos nacionalistas se vieron interrumpidos por la guerra hispanoamericana de 1998, y no volvieron a tomar ímpetu hasta bien entrado el siglo XX.

En general, el nacionalismo latinoamericano del siglo XIX estuvo fuertemente ligado a un sentimiento antiespañol y anticlerical. Además, estaba basado en el ideario de una identidad nacional basada en la figura del mestizo. Dos elementos diferencian los procesos de construcción de una identidad nacional en el Caribe insular de procesos similares acontecidos en las vecinas naciones hispanoamericanas del continente. Primero, mientras que el mito del mestizaje en el continente está basado en la unión entre indios y españoles, en la región del Caribe insular hispano la mezcla añadiría al negro. Segundo, que mientras el ambiente político en el continente americano estaba caracterizado por la lucha entre dos ideologías, liberales contra conservadores, en el Caribe insular hispano las luchas ideológicas respondían a la continuidad de la colonia, y se dividían entre anexionistas y autonomistas.



A partir de 1898, con la desaparición de España como imperio colonial en todo el continente americano y el traspaso de Cuba y Puerto Rico a los Estados Unidos, el nacionalismo en el Caribe hispano evidenció un giro, de una fuerte asociación con el sentimiento antiespañol, a una fuerte asociación con el sentimiento antinorteamericano. Además, el modelo de identidad nacional basado en la figura del mestizo evidenció un nuevo auge a principios del siglo XX, principalmente a partir de la publicación, en 1925, del libro La raza cósmica, escrito por el ideólogo del mestizaje por excelencia en América Latina, José Vasconcelos.





Autor: Luis Galanes
Publicado: 10 de junio de 2012.

Version: 12051105 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?