CARIBE / La música de Martinica y Guadalupe
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Sin duda, Martinica y Guadalupe han constituido el centro de la actividad musical para todas las Antillas francesas. La música popular de las islas de Martinica y Guadalupe más conocida internacionalmente en la actualidad es el zouk. Aunque se trata de un género musical de origen relativamente reciente (nació a finales de la década del setenta), las raíces y herencia histórica del zouk se remontan a la música de las poblaciones afrocaribeñas del siglo XIX.


Entre las influencias del zuok se encuentran de forma prominente el biguine y el gwo ka de Martinica y el bèlè de Guadalupe. El gwo ka y el bèlè representan las tradiciones de la música popular presentes en Martinica y Guadalupe a principios del siglo XX. Se trata de una música de fiesta o carnaval, en la que juega un papel central la percusión, y particularmente dos instrumentos de percusión: el tambour o conga de barril y el ti bwa (un instrumento de percusión hecho de bambú, que se posiciona horizontalmente y se bate con palillos). Durante el Vaval o Carnaval, se formaban grupos de música y baile de entre 50 y 100 personas que recorrían las calles cantando y bailando. El baile se desarrollaba siguiendo una estructura de diálogo entre cantante y danzantes, siguiendo un patrón de preguntas y respuestas. El tambour y el ti bwa (junto con el acordeón), son centrales en las interpretaciones de los variados géneros musicales ancestrales de las poblaciones afrocaribeñas de Martinica y Guadalupe, y en las tradiciones que se desarrollaron posteriormente, a lo largo del siglo XX, incluidos el biguine y el chouval bwa, y más adelante el zuok.

El biguine fue, sin embargo, el que alcanzó popularidad internacional durante las décadas del veinte y del treinta. Durante el periodo de 1920 a 1950, la música biguine era la más bailada en los salones de baile de Martinica y Guadalupe. Pero el biguine también se popularizó en París, siendo la música de moda en los clubes de Montparnasse durante esta época. La figura clave en la popularización del género fue Alexandre Stellio, quien emigró de Martinica a París en 1929, y cuya actividad musical eclipsó el biguine en el ambiente musical de Francia.

El biguine se mantuvo como eje de la música en la región del Caribe francés hasta principios de los cincuenta y ejerció su influencia sobre toda una serie de géneros musicales que aparecieron en años posteriores en Martinica y Guadalupe, incluidos el kadans, el cadence-lypso (o kadans-lypso) y el zuok.

El zuok se concibió como un género que agrupa o sintetiza elementos de las diferentes influencias musicales de Martinica y Guadalupe, como lo son el kompa haitiano, el gwo ka, el tambour y el ti bwa, así como el biguine y el cadence-lypso. El origen del zouk está estrechamente ligado al grupo Kassav, y particularmente a su primer disco de 1981 titulado Love And Ka Dance, con canciones tan populares como Zouk-La-Se Sel Medikaman Nou Ni. Sin embargo, quizás la canción de zouk más conocida a nivel mundial es Maldon (de 1989), del grupo Zouk Machine: sin duda el mayor éxito de la música de las Antillas francesas de todos los tiempos, con más de un millón de singles vendidos, y que ocupó la posición número uno en ventas de singles en Francia durante nueve semanas.



Autor: Luis Galanes
Publicado: 23 de mayo de 2012.

Version: 12051103 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?