CARIBE / El Caribe no independiente
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
En el contexto del Caribe insular se encuentran todavía territorios que no han alcanzado su independencia plena. Existen en la región 19 territorios dependientes: Puerto Rico, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Guadalupe, Martinica, San Bartolomé, San Martín, Aruba, Bonaire, Curazao, Saba, San Eustaquio, Sint Maarten, Islas Caimán, islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Anguila, Bermudas, Montserrat, las Dependencias Federales Venezolanas y Nueva Esparta.

Por un lado, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos son “territorios no incorporados” (Unincorporated territory) de los Estados Unidos. Los territorios no incorporados no se consideran parte del país. Sus residentes, aunque no pueden votar en las elecciones presidenciales estadounidenses, son ciudadanos de los Estados Unidos. Además, el Gobierno federal de EE. UU. mantiene control sobre la defensa, el comercio y las relaciones internacionales. Puerto Rico adoptó en 1952 el estatuto de “Estado Libre Asociado” (Commonwealth of Puerto Rico), adquiriendo un grado de autonomía y autogobierno superior al que gozan los demás territorios no incorporados, y este hecho, permitió que la isla fuera retirada de la “lista de territorios no autónomos” del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas. Las Islas Vírgenes americanas, sin embargo, continúan incluidas en dicha lista.

Por otro lado, Anguila, las Bermudas, Islas Caimán, islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas y Montserrat forman parte de los Territorios Británicos de Ultramar (British Overseas Territories, o BOT por sus siglas en inglés). Estos no son administrados directamente por el Reino Unido, sino que tienen su propio gobierno, aunque el Reino Unido se encarga de su protección y de las relaciones exteriores. Cada territorio tiene también un gobernador elegido por el monarca del Reino Unido, que juega un papel mayormente simbólico, aunque estos sí poseen poderes extraordinarios en asuntos de seguridad y comercio internacional. Ninguno de los BOT tiene representación en el Parlamento británico. Todos los BOTs del Caribe, junto con las Islas Vírgenes americanas, forman parte de los 16 territorios incluidos (a 2011) en la “lista de territorios no autónomos” del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

Por su parte, los territorios de Aruba, Bonaire, Curazao, Saba, San Eustaquio y Sint Maarten (colectivamente conocidas como las Antillas Holandesas o Neerlandesas) mantuvieron hasta el 10 de octubre de 2010 una unidad administrativa con el reino de los Países Bajos (que, a su vez, es parte de la Unión Europea), aunque desde 1954 gozaban de autonomía en lo que respecta a sus asuntos internos, siendo el Gobierno holandés el responsable de la defensa y de los asuntos exteriores. Pero esta unidad administrativa se disolvió mediante el Tratado de Lisboa de 2010. En ese momento, la isla de Curazao y la zona de Sint Marteen (parte neerlandesa de la isla de San Martín) se convirtieron en “países constituyentes” dentro del Reino de los Países Bajos, mientras que las islas de Saba, San Eustaquio y Bonaire se convirtieron en municipios especiales dentro de los Países Bajos.

Guadalupe, Martinica, San Bartolomé y San Martín fueron los primeros territorios del Caribe en optar por la integración plena al imperio del que fueron colonia (Francia), en forma de “departamentos de ultramar” (départements d'outre-mer, en francés, y comúnmente designados como DOM). Los DOM son territorios integrados a la República Francesa (que es, a su vez, miembro de la Unión Europea), y reciben por ello un trato idéntico al que reciben los demás “departamentos metropolitanos” en el continente. Sin embargo, el 22 de febrero de 2007 las islas de San Bartolomé y San Martín, que formaban parte del DOM de Guadalupe, se separaron para constituirse como DOMs independientes. Posteriormente, el 1 de enero de 2012, San Bartolomé dejó de ser un DOM, así como una región ultraperiférica de la Unión Europea, para pasar a ser un país o territorio de ultramar asociado a esta. Esto le ha supuesto dejar de formar parte de la Unión Europea, aunque su moneda sigue siendo el euro y existe un acuerdo monetario con la Unión Europea.

Finalmente, Nueva Esparta y las Dependencias Federales de Venezuela representan un conjunto de islas que forman parte de la República Bolivariana de Venezuela.



Autor: Luis Galanes
Publicado: 9 de mayo de 2012.

Version: 12050507 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?