CARIBE / Carmela Eulate Sanjurjo
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Escritora de finales del siglo XIX quien cultivó, en mayor o menor grado, casi todos los géneros literarios: la poesía, el cuento, la novela, el ensayo y la crítica. Se destacó principalmente por sus novelas y sus ensayos. Le dedicó gran parte de su trabajo a la investigación histórica en innumerables biografías en el campo del arte, la música y la historia. Sus aportaciones en el área de la traducción le valieron menciones y reconocimientos importantes. Sus novelas y ensayos históricos sobre la mujer se identifican con una tradición de escritura asociada a lo femenino.


Carmela Eulate Sanjurjo nació el 30 de agosto de 1871 en la ciudad colonial de San Juan. El padre de Carmela, Antonio Eulate y Fery, español, fue comandante y almirante de la Marina española y como diplomático residió en varios países, situación que afectó directamente la vida y la formación de Carmela. Su madre fue Julia Fernández Sanjurjo, de ascendencia española criada en Venezuela.

Carmela fue una asidua lectora desde niña. Recibió una educación privilegiada, además de que estuvo expuesta a tertulias literarias y políticas integradas por figuras prominentes de Puerto Rico como Manuel Fernández Juncos, Manuel Zeno Gandía y José Julián Acosta, entre otros. Se concentró en los estudios literarios y lenguas extranjeras de las cuales llegó a dominar: el francés, el inglés, el alemán, el italiano, el árabe y el ruso. También estudió música y piano. En 1898, el padre de Carmela fue trasladado a España, radicándose la familia en Barcelona, luego de residir en varias ciudades españolas. Carmela acompañó a su padre en los viajes que hizo dentro y fuera de España, experiencias que formaron parte integral de su educación. Posteriormente, permaneció en Barcelona hasta su fallecimiento en 1961 a los noventa años de edad. Nunca regresó al Caribe.

Comenzó a publicar cuentos desde sus quince años en varias revistas de Puerto Rico, en especial la Revista Puertorriqueña, dirigida por Manuel Fernández Juncos. Publicó cuentos en La Ilustración Puertorriqueña y en El Correo de Puerto Rico, Revista de Cuba, La Mujer y El Correo de Ultramar.

Su mayor producción fue a partir de 1900 en España. Continuó con su labor periodística y sus obras se publicaron en Puerto Rico, Sevilla, Valencia y Barcelona. Fue una asidua conferencista. Dio conferencias sobre Chopin y sobre la marcha de las ideas a través de los siglos; de las cuales hay que enfatizar la amplitud y la variedad de sus contenidos.

Escribió biografías particulares en las cuales muestra sus preferencias, tales como Isabel la Católica (1925), María Estuardo (1928), Santa Teresa (1931), Vida de Schubert (1942), Vida sentimental de Schiller (1942), Eugenia de Montijo (1946), entre otras. De sus ensayos históricos más ambiciosos se encuentran: La mujer en la historia (1915) y La mujer en el arte (1917). En estos estudios Eulate abordó la vida de aquellas mujeres que a su juicio completaron la otra cara de la historia, es decir, "la historia vista del lado femenino".

Por sus conocimientos de la cultura y la lengua árabe, se convirtió en una arabista y una orientalista de mérito. Su libro Cantigas de amor (1920) le valió un puesto como miembro de honor en la Arcadia de la Academia de Roma, lugar donde figuró con el seudónimo griego de Dórida Mesenia. En 1921 publicó una Antología de poetas orientales, que incluye autores hindúes, hebreos, afganos, persas, chinos, japoneses. Posteriormente hizo dos traducciones para jóvenes: El Ramayana y Sakuntalá. En 1933 reunió en la Antología de poetas occidentales traducciones de Byron, Wordsworth, Tennyson, Shelley, Heine, Poe, Musset, Verlaine, entre otros. Dejó inéditas alrededor de veinte obras, entre estas, La mujer en el hogar, que posiblemente pretendía continuar la labor iniciada con los otros ensayos sobre la mujer.

De su obra de ficción se destacan cuatro novelas importantes: La familia de Robredo (1907), Marqués y marquesa (1911), El asombroso doctor Jover (1930) y La muñeca, su primera novela publicada en Puerto Rico en 1895 con un prefacio por el escritor puertorriqueño Manuel Zeno Gandía.

La vasta y erudita obra de Eulate demuestra un trabajo literario e intelectual constante, una gran sensibilidad estética y un profundo conocimiento del lenguaje. La mayor parte de su labor la realizó fuera de los círculos de Madrid. Este hecho, según algunos críticos, fue una de las causas por la cual a Eulate no se le dio el reconocimiento merecido; además de su gran modestia y el hecho de que era considerada como extranjera entre los españoles. La ausencia de datos y de estudios sobre su obra atestigua el desconocimiento que existe de Eulate tanto dentro como fuera de Puerto Rico, lo que provoca interrogantes en torno a esta escritora y la convierten en una figura enigmática y sugestiva.



Autor: Ana Zeno
Publicado: 30 de abril de 2012.

Version: 12031601 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?