CARIBE / Antonio Benítez Rojo
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Antonio Benítez Rojo.

Un accidente fue el detonante de la prolífica carrera como escritor y académico del intelectual cubano Antonio Benítez Rojo, una de las figuras literarias más influyentes de su generación. En 1965, durante una prolongada recuperación y convalecencia, Benítez Rojo escribió, inspirado en la narrativa de Julio Cortázar y otros importantes escritores como Jorge Luis Borges y Lafcadio Hearn, su primer libro de cuentos, Tute de reyes, con el cual ganó el Premio Casa de las Américas en 1967. Inició así su producción editorial de cerca de una decena de libros y su reconocimiento internacional como especialista en la cultura, literatura e idiosincrasia del Caribe. Hoy, sus trabajos han sido traducidos a nueve idiomas e incluidos en más de 50 antologías literarias alrededor del mundo.

Benítez Rojo nació en La Habana, Cuba, en 1931. Vivió sus primeros años junto a sus padres en Ciudad de Panamá y en Ciudad Colón, donde entró en contacto con la historia colonial y las leyendas de piratas. Posteriormente, regresó a La Habana y continuó interesándose por la cultura caribeña a través de intercambios con Felipa, una exesclava de aproximadamente 80 años que frecuentaba su hogar y que había sido cocinera de la familia de su abuelo.

Felipa le relataba al joven Antonio cuentos sobre la conquista española, así como de los ataques navales al Caribe y la herencia africana en Cuba. La vena literaria de Benítez Rojo también se fortaleció gracias a un regalo que le hiciera su padre a los doce años, mediante el cual tuvo acceso a múltiples obras de autores clásicos como Julio Verne, Alexandre Dumas, Eugène Sue, Victor Hugo y Charles Dickens, por solo mencionar algunos.

Aunque desde muy temprana edad Benítez Rojo identificó su vocación por la escritura, estudió un grado en Ciencias Comerciales en la Universidad de la Habana. Esto luego de completar la escuela primaria y secundaria en un colegio jesuita. Posteriormente, se formó en Economía Laboral en la American University de Washington D.C. y en Estadística Laboral en el Departamento del Trabajo de Estados Unidos tras recibir una beca de las Naciones Unidas. Tomó, además, lecciones de música y guitarra y tocó en una banda de jazz.

A mediados de la década de 1960, Benítez Rojo regresó a Cuba y trabajó como economista para el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de dicho país. Más adelante, al recuperarse del accidente de 1965, fungió como vicedirector de la Dirección Nacional de Teatro y Danza del Consejo Nacional de Cultura, jefe de redacción de Cuba Internacional y director de varias unidades departamentales de Casa de las Américas.

A la altura de 1969, salió al mercado su segundo libro de cuentos bajo el título El escudo de hojas secas. Sin embargo, a pesar de perfilarse como un gran autor, el régimen de Fidel Castro en Cuba no le permitió publicar por cerca de siete años. En este período, por otra parte, su esposa, Hilda Otaño, se fue con los hijos de ambos a Estados Unidos con el propósito de atender la situación de salud de su niña, María, quien murió varios años después.

Entre 1976 y 1979, el régimen castrista redujo su opresión hacia Benítez Rojo y le permitió publicar cinco libros: Heroica (1976); Los inquilinos (1976); Fruta verde (1978); El mar de las lentejas (1979); y El enigma de los esterlines (1980). En ese tiempo recibió, igualmente, una invitación de la Universidad de París (La Sorbonne) y logró desertar hacia Estados Unidos para reunirse con su familia luego de diez años. Posteriormente se unió a la Facultad de Español en el Amherst College de Massachussets. En 1989 escribió la que es considerada una de sus obras maestras: La isla que se repite: el Caribe y la perspectiva posmoderna. Durante su estadía en Estados Unidos escribió sus libros Antología personal (1997), Paso de los vientos (1999) y Mujer en traje de batalla (2001).

Antonio Benítez Rojo falleció a los 74 años, el 5 de enero del 2005, en Northampton, Massachusetts.








Autor: Alfredo Nieves Moreno
Publicado: 1 de mayo de 2012.

Version: 12020411 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?