CARIBE / Animales exóticos
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Existe evidencia de que algunos animales que no son endémicos de las islas del Caribe fueron traídos a la región desde otras partes de América. Se han recuperado restos de especies que no se encuentran naturalmente en la región, lo que constituye una prueba de que se transportaban animales vivos o segmentos anatómicos de animales de diversas sociedades de la región.

Una de las especies de animales traídas a Puerto Rico fue la jutía, un roedor de gran tamaño. En yacimientos arqueológicos de la cultura arcaica, se han identificado restos de un mamífero de este tipo que data del año 2000 a.C., aproximadamente. Su nombre científico es el Isolodobon portorricencis, y es endémica de la República Dominicana. Fue transportado vía marítima a Puerto Rico como elemento alimenticio.

También, los zooarqueólogos han identificado restos de canes en la región caribeña. Los perros más antiguos documentados en contextos arqueológicos de las Antillas fueron hallados en Puerto Rico. Datan de fechas tan antiguas como el 200 a.C. y están asociados a la cultura huecoide del yacimiento Punta Candelero. Hasta el momento no se sabe con certeza de dónde fueron traídos los perros al Caribe insular, pero la ausencia de canes en el noreste de América del Sur para esta fecha, así como la documentación del enterramiento formal de los cánidos en las islas, práctica documentada en la zona andina, parecen indicar que dicho animal fue traído del noroeste del continente suramericano.

El origen de los conejillos de india, que también han sido documentados en las Antillas Mayores y en la isla de Antigua, ha sido rastreado hasta la zona andina, donde se ha documentado la domesticación de dichos roedores, a los que se les atribuye un carácter ritual. Estos roedores no se encuentran en las Antillas Menores localizadas al sur de Antigua, lo que ha llevado a proponer, entre otras posibilidades, el traslado directo de esta especie desde el noroeste de Suramérica hacia las Antillas Mayores en tiempos precoloniales tardíos.

También, existe evidencia del transporte de dientes de animales como el pécari y el jaguar al Caribe. Muestras de colmillos de estos dos tipos de animales han sido documentadas en el yacimiento de La Hueca-Sorcé de Vieques, asociados a la cultura huecoide. Los colmillos recuperados presentan incisiones transversales, lo que indica que estos fueron modificados para ser empleados como colgantes.

Finalmente, cabe destacar la representación de animales extraños a la región caribeña en la iconografía indígena de la región. Entre estos se destaca la representación de cóndores andinos, observada en contextos también asociados a la cultura huecoide, recuperados tanto en el yacimiento Punta Candelero de Humacao, Puerto Rico y en la isla de Vieques. La distribución de este tipo de ave rapaz se limita a la parte occidental de América del Sur, lo que demuestra la amplitud de las esferas de interacción sostenidas por los habitantes antiguos del Caribe.






























Autor: Reniel Rodríguez Ramos
Publicado: 16 de diciembre de 2011.

Version: 11112002 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?