CARIBE / La narrativa del esclavo y la crítica al colonialismo
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Portada del libro Juan Francisco Manzano, Autobiografia del esclavo poeta y otros escritos.
La narrativa del esclavo, también llamada narrativa esclavista, se inició ante el siglo XVIII y supuso una forma literaria que se creó a partir de las experiencias de algunos esclavos durante el periodo colonial. Esta forma literaria ayudó en gran medida a propulsar la gesta abolicionista, la cual estaba estrechamente asociada a las tendencias anticoloniales. Uno de los textos más conocidos en este género es La cabaña del tío Tom (1852) de Harriet Beecher Stowe, novela estadounidense y antiesclavista, que ha sido uno de los libros más leídos de todos los tiempos. El Caribe, no obstante, goza de ostentar a Sab, una popular novela antiesclavista que fue publicada en 1841, unos 10 años antes de que La cabaña del tío Tom fuese escrita.

Sab, de la cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda, fue prohibida en Cuba por su tema y por la representación no convencional que la novela hace de la sociedad cubana. Avellaneda presenta en el texto situaciones que la sociedad de su época consideraba escandalosas, puesto que recurre al amor interracial y a las divisiones sociales para mostrar la superioridad moral del esclavo frente a la corrupción y avaricia del hombre blanco.

El texto narra un breve periodo en la vida del esclavo Sab, quien muere a causa de un amor imposible. Sab está enamorado de Carlota, la hija blanca de su amo, pero ella está comprometida para casarse con Enrique, un comerciante inglés que está interesado en asegurar con el matrimonio el ingenio de caña que heredará la joven de su padre. Es a través de este triángulo amoroso (Sab – Carlota - Enrique) que la novela yuxtapone el amor puro y noble del esclavo negro frente a las cualidades de ave de rapiña del inglés blanco.

Gómez de Avellaneda consigue presentar al lector del Caribe hispánico un esclavo de valores elevados y de expresión sofisticada y civilizada. Por lo tanto, no debe ser extraño que una comunidad de lectores, preeminentemente blancos, se escandalizara ante la idealización, cuando no superioridad, de un sujeto —el esclavo— que era considerado un objeto, una máquina de trabajo, una bestia de carga. Sab logra además poner de relieve un hecho que la comunidad criolla cubana había intentado ignorar por mucho tiempo: que la noción de “lo cubano”, inevitablemente tenía que pensar y representar al esclavo negro.

Permitir que el esclavo se piense y represente a sí mismo es, precisamente, lo que hace la autobiografía, la forma paradigmática del género de la narrativa del esclavo. Al igual que con la novela, la autobiografía tiene varios ejemplares estadounidenses de gran difusión y lectura. Asimismo, la lucha abolicionista y anticolonial se nutrió de la autobiografía para defender sus causas.

De Cuba también proviene la primera y única autobiografía de un esclavo en el Caribe y Latinoamérica, titulada Autobiografía (1937). Su autor, Juan Francisco Manzano, cuenta las vicisitudes que experimentó como esclavo doméstico en Matanzas y La Habana. Su relato tiene como norte exponer las razones que lo llevaron a huir a la capital cubana en busca de libertad. Manzano también aprovecha la ocasión para mostrar sus capacidades autodidactas y su sagacidad para aprender a leer y escribir, con tan solo imitar a sus amos. Sin lugar a dudas, es necesario recalcar la importancia de la Autobiografía de Manzano, puesto que es un texto único que atestigua sobre las vivencias, sufrimientos y la perspectiva histórica y social del esclavo caribeño.



Autor: Thelma Jiménez-Anglada
Publicado: 28 de enero de 2012.

Version: 11092618 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?