CARIBE / El Gran Caribe en tiempos precolombinos
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
En tiempos recientes, la arqueología del Caribe ha experimentado marcados cambios como resultado de la gran gama de información que ha sido generada mediante la aplicación de nuevos métodos y técnicas en el estudio de las sociedades indígenas que habitaron la región desde mucho antes de la invasión europea de sus tierras. Muchas de estas investigaciones han demostrado que algunas de las ideas que existían en torno a los modos de vida y desarrollo cultural de estos grupos merecen ser revisadas, particularmente en lo referente a las formas en las que las diversas colectividades humanas interactuaron a través del tiempo y el espacio. En el presente trabajo presentaremos algunas de estas nuevas evidencias y argumentaremos que los habitantes del Caribe insular mantuvieron nexos con diversas áreas continentales a través del tiempo, en particular con los del área istmo-colombiana, región que incluye a los territorios actuales de Costa Rica, Panamá y Colombia. Estos procesos de interacción –en conjunción con los desarrollados localmente– proveyeron el marco que propició el forjamiento de las diferentes culturas que habitaron el Caribe a través del tiempo.

Delimitación de los tempranos vectores de interacción (7500 – 2500 A.P.)

La evidencia disponible actualmente señala que los primeros movimientos poblacionales hacia las Antillas comenzaron a perpetrarse a partir de 7500 AP. Hasta el presente se han postulado dos áreas principales de inmigraciones hacia las islas: 1) desde la península de Yucatán hacia Cuba y posteriormente hacia la República Dominicana (serie casimiroide), y 2) desde el noreste de Venezuela hacia Trinidad y luego hacia las Antillas Menores hasta llegar a Puerto Rico (serie ortoiroide). Al igual que lo propuesto para todos los grupos que habitaron las Antillas, se ha considerado que una vez estas sociedades arribaron a las islas se desligaron de sus regiones de origen. Por lo tanto, se piensa que los grupos asociados con ambas series se desarrollaron en las islas de forma insularizada, es decir, en total aislamiento cultural del resto de influencias continentales. Marcio Veloz Maggiolo (1980) argumenta que ambas series culturales “hibridaron” en la República Dominicana y Puerto Rico, desarrollando allí expresiones locales como las llamadas corozo en Puerto Rico y porvenir en la República Dominicana.






Página: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8,




Version: 11092612 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?