CARIBE / El crecimiento y el desarrollo económico en el Caribe
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
En materia económica existen dos términos de vital importancia en la salud económica y social que una nación pueda disfrutar. Estos son: crecimiento y desarrollo económico. Ambos términos poseen distintos significados, pero un total paralelismo en su función. Este paralelismo va a depender en gran medida de la habilidad que puedan demostrar las autoridades pertinentes en establecer una política pública y económica que redunde en beneficio para sus constituyentes y principalmente, que llene las expectativas de su población.


El crecimiento económico supone un aumento en las variables macroeconómicas de forma sostenida, ya sea por incrementos en el producto interno bruto real, en los niveles de empleo o en los planes efectivos de inversión dirigidos a aumentar el capital físico de la nación. La magnitud del crecimiento está estrechamente ligada a la productividad que pueda demostrar una economía, lo que a su vez depende de sus cuatro determinantes básicos: capital humano, capital físico, recursos naturales y conocimiento tecnológico.

Por el lado del desarrollo económico, se debe demostrar la capacidad de aumentar el nivel y la calidad de vida de la población de forma sostenida. Esto último va entrelazado al crecimiento económico, ya que en la medida que una nación experimente crecimiento económico deben ir en aumento los niveles de escolaridad, salud, alfabetización, etc. Al final del camino, es responsabilidad del Estado, o de las entidades gubernamentales encargadas de establecer política públicas, garantizar un mejor nivel y calidad de vida al tener como función la distribución del ingreso que resulte del referido crecimiento.

Para entender cómo ha sido el desenvolvimiento de estos dos temas en la región del Caribe debemos establecer varias características históricas, sociales y económicas. La región del Caribe en su totalidad ha experimentado en algún momento de su historia una relación metrópoli–colonia (en muchos casos ya no existe una relación política de colonia, pero persiste la dependencia económica).

Las naciones caribeñas, desde su colonización, sufren de la explotación —extracción desmedida de la riqueza natural y establecimiento de la esclavitud— y dependencia de sus colonizadores. Esta característica es importante resaltarla debido a que establece un comportamiento económico para la región en términos de crecimiento.






Página: 1, 2,




Version: 11062401 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?