Artes / Antiguo Casino de Puerto Rico
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

Centro de Recepciones Oficiales del Gobierno Dr. Manuel Pavía Fernández

English version
Antiguo casino de Puerto Rico
El Antiguo Casino de Puerto Rico, construido a principios del siglo XX, fue el centro social de la incipiente élite criolla. Esta estructura es una de las mejores muestras del estilo arquitectónico favorecido por los arquitectos puertorriqueños, el beaux art.

Para esa época, existían varios clubes sociales en San Juan. Algunos, tales como el Union Club en Miramar y otros country clubs en el Condado, eran frecuentados por los estadounidenses radicados en la Isla. Otros, como el Casino Español y la Casa de España eran propiedad de los peninsulares de la Isla. Sin embargo, la naciente burguesía puertorriqueña carecía de un espacio propio en donde celebrar sus actividades, razón por la cual en 1910, un grupo de ciudadanos, que luego formaron la Asociación del Casino de Puerto Rico, solicitó al alcalde de San Juan, Francisco del Valle Atiles, que se asignara un lote de tierra para fundar un club social puertorriqueño.

La Legislatura les otorgó un solar ubicado en la avenida Ponce de León (hoy Constitución), frente a la Plaza Colón, donde antiguamente estuvo situada la Puerta de Santiago o la Puerta de Tierra. Este terreno estaba localizado en un área prominente, ya que no sólo estaba en la entrada de la ciudad murada, sino que, a su vez, estaba rodeado de otros edificios culturales y administrativos.

La construcción del casino se inició en 1913. El diseño original estuvo a cargo de la firma de arquitectos Del Valle Zeno Hermanos, que contaba con un presupuesto de cerca de $80,000. Sin embargo, ante la insuficiencia de fondos, tuvo que ser anulado el contrato. En 1914, luego de obtener un préstamo de $24,000, la junta de directores contrató a la firma de ingenieros Jiménez y Benítez para terminar el proyecto. No obstante, éste tuvo que ser detenido nuevamente en 1915 debido a la falta de fondos. Luego de obtener un segundo préstamo, esta vez de $50,000, se contrató al escultor José Albrizzio para que rediseñara el interior, quien sustituyó algunas de las terminaciones más costosas por unas más económicas. Finalmente, fue inaugurado el 24 de junio de 1917 durante la Fiesta de San Juan.

La estructura exhibe los rasgos arquitectónicos de la Beaux Art, estilo enseñado en la Ecole des Beaux Arts de París entre los años 1885 y 1920. Esta tendencia combina elementos clásicos y renacentistas, creando una imagen de lujo y esplendor. La preferencia de los puertorriqueños por este estilo representaba una reacción a la arquitectura estadounidense, inspirada en la hispano-californiana.

La estructura consiste en una planta rectangular con tres balcones. La fachada principal mira a la avenida Ponce de León e incluye una entrada vehicular. Todo el arreglo exterior e interior está inspirado en el uso recreativo de la misma. El edificio está dividido en dos niveles. El primero, de carácter sobrio, posee estriado en las paredes y pequeñas ventanas. El segundo nivel fue adornado con columnas corintias, ojos de buey, guirnaldas, consolas y puertas francesas, sobre las cuales se puede observar un cartouche, tableta, panel o blasón que fungen como ornamentación. La composición termina con una cúpula de madera forrada con cobre que le da gran plasticidad a la totalidad del volumen. Cinco balcones rodean la cúpula, de los cuales tres tienen función de pórtico.

Una escalera central provee acceso a varios salones decorados con espejos y relieves, cuyas paredes estuvieron pintadas simulando mármol. El salón de baile posee un candelabro ubicado a doce pies de altura. En el casino, se celebraron numerosas fiestas y actividades sociales, entre las que se encontraban bailes de debutantes y bailes de carnaval.

En 1943, el casino pasó a manos del Ejército de Estados Unidos, que lo utilizó como club social del United Services Organization (USO), organización de oficiales del ejército. Después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de Puerto Rico adquirió el edificio e instaló en éste la Escuela Libre de Música, primera escuela de enseñanza musical en la Isla.

De 1955 a 1970, el edificio albergó la primera sede del Instituto de Cultura Puertorriqueña. En 1980, se llevó a cabo la restauración del casino, tomando en consideración los planos originales. A partir de 1982, el Antiguo Casino de Puerto Rico alberga el Centro de Recepciones del Gobierno, el cual lleva el nombre del último presidente de la asociación del casino, Dr. Manuel Pavía Fernández.


Adaptado por el Grupo editorial EPRL
Catálogo de Propiedades, Registro Nacional de Lugares Históricos, Oficina Estatal de Conservación Histórica, Oficina del Gobernador, 1995



Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 8 de septiembre de 2014.

Version: 09113001 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Externos
Transfondo histórico de San Juan
Centro de recepciones del gobierno de Puerto Rico
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.