Historia / O`Reilly, Alejandro
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Alejandro O`Reilly
Soldado de origen irlandés al servicio de la Corona española. En el 1765 se le asignó la encomienda de investigar las condiciones socioeconómicas de la isla y de recomendar mejoras para su sistema de defensas. El informe de O´Reilly no sólo planteaba los problemas esenciales que sufría la Isla, sino que también describía las condiciones de vida y las relaciones interpersonales del Puerto Rico de dicha época.

Nació en Dublín, Irlanda en 1725, hijo de Thomas Reilly, un noble católico y Rose McDowel. Participó de las campañas de Italia durante la Guerra de Sucesión Polaca y en la Guerra de Sucesión Austriaca. Luego de 1748, ingresó al ejército francés. En 1762, pasó a formar parte de las fuerzas armadas españoles; se le asignó el mando de un regimiento en la invasión de Portugal. El siguiente año regresó a España ostentando el título de brigadier.

Ante la pérdida de La Habana por manos de los británicos en 1762, durante la Guerra de los Siete Años, el monarca español Carlos III vio la necesidad implementar tanto reformas militares, para mejorar las defensas de las Antillas, y económicas, para aliviar la carga monetaria que constituía mantener estas tierras y para mejorar sus condiciones económicas. Para alcanzar este cometido se asignó al brigadier Alejandro O’Reilly como inspector general de Cuba con la encomienda de reorganizar y reconstruir las defensas de La Habana e implementar reformas gubernamentales y económicas.

Luego de su labor exitosa en La Habana, lo ascendieron a mariscal de campo y pasó a Puerto Rico en 1765 donde con la ayuda del gobernador Ambrosio de Benavidas, el jefe de ingenieros de San Juan, Tomás O’Daly y sus ayudantes recogieron información sobre las condiciones defensivas de la plaza fuerte de San Juan y de las necesidades de los habitantes. También recopila información sobre el estado de pobreza e ilegalidad en el que se encontraban los isleños y propone una serie de reformas para mejorar las condiciones políticas y socioeconómicas de la Isla.

En dicho año, presenta al rey Carlos III sus hallazgos y recomendaciones en el informe titulado "Relación circunstanciada del actual estado de la población, frutos y proporciones para fomento que tiene la Isla de San Juan de Puerto Rico". A través de este documento describe los problemas principales de la Isla entre los que se destacaban la pésima condición en que se encontraban las defensas de la Isla, el comercio casi inexistente con España, el poco dinero que se recogía de las rentas reales y la dependencia del contrabando.

En cuanto al contrabando, admitió que había sido útil a la Isla debido a que había contribuido a mejorar, en parte, las terribles condiciones económicas de la misma. O’Reilly también ordenó que se llevase a cabo un padrón o censo poblacional en el que se reportó, unos 44,883 habitantes de las cuales poco más del diez por ciento eran esclavos.

En el informe también detalló sus impresiones sobre las condiciones de pobreza del país, los núcleos urbanos de reciente formación, la personalidad de los isleños, las relaciones entre las razas, algunas costumbres, los hábitos de construcción de las casas, el nivel de escolaridad de las personas, así como descripciones del paisaje rural, entre otras.

En cuanto a las reformas al sistema defensivo, ordenó la reorganización de las milicias y del ejército regular. Retiró a los soldados que estaban incapacitados y reemplazó a los que estaban casados por hombres solteros. Removió los mejores soldados a un nuevo batallón que reemplazó la vieja guarnición y les dio la misma posición que a una unidad en España. Los que consideraba innecesarios, los envió de regreso a España. Aprobó el que una de las milicias estuviera formada de morenos o negros libertos.

También preparó, junto con el ingeniero Thomas O’Daly un plan de reconstrucción de la plaza fuerte para convertirla en una de las ciudades más fortificadas del continente americano. Propuso la construcción de baterías en la costa y la bahía, particularmente en las fortificaciones ya construidas y en algunas partes de la muralla. Ordenó, a su vez, el refuerzo de las defensas en tierra, lo que incluiría la edificación de líneas de defensas adicionales, defensas en el sector de Boquerón y continuar con la muralla de la ciudad en el sector que iba del Castillo San Felipe del Morro al de San Cristóbal, entre otros.

Luego de que la Corona diera el visto bueno a estas recomendaciones, comenzaron las reparaciones de las defensas de San Juan en enero de 1766, proceso que duró unos 25 años. El informe de O’Reilly también propició el que se implementaran reformas socioeconómicas tales como la liberalización del comercio con España, el estímulo de la agricultura para la exportación y se dio más libertad en la trata de esclavos.

Tras finalizar su encomienda en el Caribe, regresó a España. Se le confirió el rango de teniente general luego de que contribuyera a controlar el motín de Madrid de 1766. Cuando se desató una revuelta en el territorio de Louisiana, el rey envió a O’Reilly para que la sofocara (1769). Luego permaneció en esta región como gobernador y capitán general e implementó lo que se conoce como el “Código O’Reilly”, texto que estipula las leyes de la colonia así como los derechos y deberes de sus habitantes.

A su regreso a España en 1770, el rey le confiere el título de conde de O’Reilly y vizconde de Cavan. Se le asignó el cargo de inspector general del ejército de América. En 1775, tras una derrota en Argel cayó en desgracia con la Corona por lo que se trasladó a Andalucía, de donde fue gobernador y capitán general de 1776 a 1786. Luego, regresó a Cortes cuando ya Carlos IV se había convertido en rey y asumió el cargo de gobernador y capitán general de Cádiz.

Falleció en Bonete, provincia de Andalucía en marzo de 1794, cuando iba de camino a Barcelona para hacerse cargo de un regimiento.

Por Grupo Editorial EPRL



Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 12 de septiembre de 2014.

Version: 09112302 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Enlaces Externos
Historia Militar de España
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.