Lengua y Literatura / Sánchez, Luis Rafael
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Luis Rafael Sánchez
Luis RafaelCordero, Rafael: Nace en San Juan en 1790, en 1848 según Cayetano Coll y Toste solicita permiso para abrir una escuela para negros y mulatos en San Germán. No se muda y se queda dando clases en su casa de la calle Luna en el Viejo San Juan. Daba las clases gratuitamente y para generar ingresos trabajaba como zapatero y ligando cigarros. Enseñaba a leer, catequesis (doctrina católica), gramática, historia, caligrafía, geografía y aritmética. De sus alumnos mas destacados se encuentran José Julián Acosta, Alejandro Tapia y Rivera, Román Baldorioty de Castro y Manuel Elzaburu, fundador del Ateneo Puertorriqueño. Muere en 1868. Sánchez es dramaturgo, novelista, ensayista y profesor universitario perteneciente a la generación del sesenta, la cual se caracteriza por la crítica social e histórica mediante mecanismos literarios que rompen los esquemas tradicionales. La narrativa de Luis Rafael Sánchez presenta nuevas formas y técnicas, así como un manejo experimental y complejo del lenguaje. Analiza y critica, con ironía y humor negro, la realidad puertorriqueña a través de personajes que, por lo general, pertenecen a los estratos humildes y marginados de la sociedad.

Nació el 17 de noviembre de 1936 en Humacao, donde cursó sus grados primarios. Su interés por el teatroteatro: género literario constituido por obras dramáticas, generalmente dialogadas y destinadas a ser representadas en un escenario ante un público. surgió mientras hacía sus estudios secundarios en San Juan, lugar al que se había trasladado para vivir con sus tíos a fines de la década de 1940. Mientras estudiaba en la escuela superior, trabajó en las radionovelas de la emisora WNEL incluidas Los hijos de la casa cuna y También son nuestros hermanos. Sus aspiraciones de entrar en la televisión no prosperaron. No obstante, sus experiencias en la emisora fueron de ayuda para su producción literaria posterior.

Viajó a México en 1955 donde obtuvo el premio como mejor actor joven del año que otorgaba el Instituto Nacional de la Juventud Mexicana. Al año siguiente, ingresó a la Universidad de Puerto Rico y se incorporó al grupo de Comedietta Universitaria como actor aficionado. En 1958, el Departamento de Drama de la universidad estrenó su primera obra dramática, La espera. Ese mismo año se mudó a Nueva York, luego de obtener una beca del Decanato de Estudiantes de la Universidad de Puerto Rico, para continuar estudios en dramaturgia y cuentística en la Universidad de Columbia.

Regresó Puerto Rico y culminó su bachillerato en Artes en 1960. Se integró como instructor auxiliar al claustro universitario. En 1962, becado nuevamente por la universidad, regresó a Nueva York, donde completó una maestría en Artes y Ciencias de la Universidad de Nueva York en 1963. Comenzó sus estudios doctorales en la Universidad de Columbia y los concluyó en la Universidad Complutense de Madrid en 1976 con la tesis Fabulación e ideologíaideología: 1. Doctrina filosófica centrada en el estudio del origen de las ideas. 2. Conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc. en la cuentística de Emilio S. Belaval, publicada por el Instituto de Cultura Puertorriqueña en 1979.

Durante estos años también cultivó la dramaturgia. En 1959, su obra de teatro infantil Cuentocuento: Narración de ficción corta, con pocos personajes y breve descripción. Generalmente se narra un solo suceso. de la cucarachita viudita recibió un premio del Ateneo Puertorriqueño. La década de 1960 constituyó un periodo de fecunda producción dramática en la que publicó: Los ángeles se han fatigado (1960), Farsa del amor compradito (1960), La hiel nuestra de cada día (1962),...O casi el alma (Acto de fe en tres actos) (1966) y La pasión según Antígona Pérez (1969). En esta última recrea el mito de Antígona en un contexto hispanoamericano mediante técnicas experimentales de la dramaturgia y el lenguaje. Más adelande publicó Quíntuples (1985).

En la narrativa, se inicia a finales de los años 50 con el relato breve "El trapito", cuento ganador del certamen literario de la Facultad de Estudios Generales de la Universidad de Puerto Rico. Algunos de sus cuentos premiados para el mismo periodo incluyen "Destierro" (1958), ganador del tercer lugar en el Certamen Navideño del Ateneo Puertorriqueño; "Aleluya negra" (1960), publicado en la revista Asomante, premiado nuevamente por el Ateneo Puertorriqueño; "Memorias de un eclipse" (1963), ganador por unanimidad del certamen literario que auspició las revistas Asomante y Cuadernos de París.

Recopiló los cuentos premiados, junto con otros publicados en revistas y periódicos, en el libro titulado En cuerpo de camisa (1966). Posteriormente, algunos de sus cuentos verán la luz en revistas literarias, como es el caso de “Reponso para un bolerito de la 15” (1972) en la revista Zona de Carga y Descarga; “Novelita rosa sin anuncio de pasta dental” (1973) en Penélope y el mundo nuevo y “Ojos de sosiego ajeno” (1975) en Sin nombre.

Como novelista, su obra cumbre es La guarachaguaracha: Baile popular cubano de origen andaluz, de ritmo vivo y movimientos rápidos que consiste de una composición musical de dos por cuatro o cuatro por ocho. del Macho Camacho (1976), publicada en sobre diez idiomas, la cual se caracteriza por el uso experimental y musical del lenguaje, particularmente, del habla popular y coloquial. Recurre al uso de repeticiones, la exageración y la enumeración caótica, así como recursos lingüísticos como criollismos, indigenismos, africanismos, anglicismos y palabras inventadas. En La guaracha, Sánchez, a través de la caricatura y la sátira, presenta una crítica de la sociedad y el momento histórico que le tocó vivir. En su próxima novela, La importancia de llamarse Daniel Santos (1988), retoma la música como plataforma narrativa, aunque en esta obra es el bolero. En 2007, se publicó la novela Indiscreciones de un perro gringo.

Dentro del género ensayístico, La guagua aérea (1994), llevada al cine por el director Luis Molina, retrata con humor e ironía la migración puertorriqueña a Nueva York. Luego, publicó No llores por nosotros Puerto Rico (1997), una colección de artículos y ensayos reflexivos sobre las contradicciones políticas y culturales que caracterizan a los puertorriqueños. En el 2005, publicó Devórame otra vez (2005), colección de ensayos críticos sobre la realidad actual puertorriqueña.

Luis Rafael Sánchez se ha desempeñado como profesor universitario en Puerto Rico y Estados Unidos y como redactor en la prensa puertorriqueña. En 1985, la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades lo premió como Humanista del Año, en cuyos actos dictó la conferencia magistral ¿Por qué escribe usted?, una reflexión sobre el ejercicio de la escritura.




Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 17 de septiembre de 2014.

Version: 09082109 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Externos
Biografías y vidas
Fundación Nacional para la cultura popular
Puerto Rican Cultural Identity and the work of Luis Rafael Sánchez
Conferencia magistral: ¿Por qué escribe usted?
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.