Ambiente / Proyecto criadero de tortugas marinas
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Tortuga conocida como 'peje blanco'
Introducción
Las tortugas marinas surgieron hace alrededor de 200 millones de años y sobrevivieron a drásticos cambios que ocurrieron en la Tierra. Con la llegada del hombre moderno, las poblaciones de este grupo de animales han sido sobre utilizadas a tal punto que hoy día están en peligro de desaparecer en casi todo el mundo.

En Puerto Rico existen muy pocas áreas de anidaje ya que la mano del hombre ha intervenido destruyendo sus nidos en el afán de obtener sus huevos. De las pocas tortugas que suben a nuestras playas a anidar, la mayoría son capturadas alrededor de nuestras aguas Para satisfacer un creciente mercado negro. Las pocas áreas de anidaje que aún nos quedan siguen desapareciendo a consecuencia de las construcciones de urbanizaciones, industrias y complejos turísticos en la zona costanera de Puerto Rico.

¿Cuáles son las especies de tortugas más comunes en Puerto Rico?

Las especies más comunes que se encuentran en Puerto Rico son el carey de concha (Eretmochelys imbricata), el peje blanco (Chelonia mvdas) y el tinglar (Dermochelys coriacea), ésta última en realidad no permanece todo el año en nuestras aguas y solamente nos visitan en verano.

Carey de Concha (Eretmochelys imbricada)- La tortuga Carey es la más hermosa de las tortugas marinas. Su caparazón duro, llamado concha, está formado por placas de color café oscuro o café y amarillo ámbar. Estas placas están sobrepuestas en la misma forma que las tejas de un techo. El caparazón inferior se llama plastrón o peto y es de color amarillo. La piel de la cabeza y de las aletas tiene manchas color café rodeadas de amarillo. Esta tortuga de mar mide un poco menos de 1 metro de largo y pesa algo más de 45 kilogramos. Las tortugas marinas y terrestres, son reptiles; poseen pulmones y respiran aire. Aunque las tortugas marinas pueden contener la respiración durante varios minutos, deben subir a la superficie para respirar. Las tortugas carey viven alrededor de los arrecifes de coral donde se alimentan de esponjas, gusanos de mar, peces, caracoles y cangrejos.

Peje Blanco (Chelonia mydas)- Cuando Cristóbal Colón descubrió el Nuevo Mundo, habían miles de estas tortugas en el Mar Caribe y actualmente son muy pocas las que existen, disminuyendo la cantidad de individuos a través del tiempo. Colón y otros exploradores, comerciantes, colonizadores y piratas que más tarde siguieron su huella, pronto se dieron cuenta de que esta especie de tortuga tenía un sabor muy agradable lo que hizo ser un plato exquisito en la mesa de muchos. Hoy día después de cientos de años, el Peje Blanco todavía es perseguido y cazado para ser consumido.

El Peje Blanco es de color café, crece más de 1 metro de largo y a menudo puede llegar a pesar sobre 140 kilogramos; se alimenta de hierbas marinas en lechos cerca de la costa. En aquellos tiempos los marineros capturaban con facilidad al dócil animal y le daban vuelta quedando sobre el caparazón, inmovilizándola para facilitar el trabajo, con el propósito de mantenerla a bordo de los barcos para matarla cuando necesitaran carne fresca.

El Tinglar (Dermochelys coriacea)- El Tinglar o Fanduca es la tortuga marina más grande que existe en la actualidad. Puede llegar a medir 2.4 metros de largo y pesar 675 kilogramos. Su color predominante es negro con manchas blancas. El Tinglar es la única tortuga marina que no posee un caparazón duro. En su lugar está protegida por una piel coriácea en la que aparecen siete quillas longitudinales. El Tinglar es un animal nómada por excelencia; sus enormes aletas delanteras le sirven para recorrer miles de kilómetros. Puede hacer su nido a lo largo de la costa norte de América del Sur y de ahí nadar hacia el Norte, siguiendo la cálida corriente del Golfo, a lo largo de la costa oriental de América del Norte. Ha sido vista alimentándose en lugares tan lejanos como Nueva Escocia, en Canadá. Su alimento favorito es un tipo de medusa que la mayoría de los animales tratan de evitar; el sifonóforo o medusa venenosa. Como todas las tortugas de mar, el Tinglar no tiene dientes y usa, en vez de ellos, su fuerte y afilado pico para alimentarse.






Página: 1, 2,




Version: 08040403 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Externos
Departamento de Recursos Naturales y Ambientales
U.S. Fish & Wildlife Services/ Ecological Services in the Caribbean
U.S. Dept. of Agriculture Natural Resources Conservation Services
Reserva Nacional de Investigación Estuaria
Recinto Universitario de Mayagüez
Universal Ocean
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.