Municipios / Juana Díaz
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

Fundación e historia

English version
Puente Ponce de León #24
El origen del nombre de Juana Díaz ha sido tema de debate entre algunos historiadores. Algunos aseguran que el nombre responde al de una dama, de nombre Juana Díaz, que decidió permanecer en la región luego de perder a su esposo en un ataque de los caribes. La señora Díaz adquirió un hatohato: Extenso territorio dedicado a la cría de ganado vacuno y en menor escala a la de caballos, mulas y cerdos. Los hatos eran concedidos por la Corona española a personas que habían prestados servicios especiales al rey. La explotación de los hatos sustituyó a la minería como base de la economía en Puerto Rico y en muchos países americanos. Los hatos no se cercaban. La división de los hatos entre los herederos de sus dueños y otros adquirientes determinó la aparición de los hatillos, muchos de los cuales fueron origen de los actuales barrios., el cual llamó Jacaguas, en honor al cacique Jacaguax. Sobre este cacique no hay datos. Eventualmente, parte de estas tierras dieron paso a la fundación del pueblopueblo: los vecinos interesados en fundar un pueblo debían otorgarle el poder a una o más personas que los representarían ante el gobernador y vice-patrono real. Esta persona podía autorizar la fundación y la constitución de una parroquia. Los poderdantes debían ser mayoría en un territorio y mayor de diez. Una vez promovido el expediente el gobernador designaba un capitán poblador que tendría la representación de los vecinos y uno o más delegados generalmente miembros de los cabildos vecinos para que recibieran las pruebas. Se debía probar que el vecindario se encontraba muy alejado de la iglesia por lo que ha sus pobladores se les hacía difícil recibir los sacramentos y los servicios municipales. Generalmente se demostraba la ausencia de caminos o puentes o el mal estado de los existentes. Si era aprobada la solicitud exigía a los vecinos que deslindara el territorio del nuevo municipio y construyera ciertas obras municipales que incluían: una iglesia y casa del cura, la Casa del Rey, una carnicería, cercar un área para cementerio y reservar terrenos para la plaza y ejidos. Se esperaba que los vecinos cubrieran la construcción de estas obras mediante derramas. Usualmente algún propietario donaba los terrenos necesarios para la fundación. Una vez satisfechas las exigencias el gobernador autorizaba la fundacion y la creación de una parroquia y designaba un teniente de guerra que era generalmente el mismo capitán poblador.. Una segunda versión corresponde al historiador juanadino Roberto Monclava, quien argumenta que, para 1582, el pobladopoblado: conjunto de viviendas modestas en las afueras de una ciudad. 2- propio de un pueblo poco desarrollado. ya existía cerca de la ribera del actual Río Jacaguas. Otros historiadores, como Lucas Mattei Rodríguez, están en desacuerdo y aseguran que el nombre proviene de una negra liberta que fue asesinada en el barrio Capitanejo. Luego del crimen este sector pasó a llamarse popularmente como Juana Díaz. Según Mattei Rodríguez en esa región se adoptó el nombre “por fuerza de la tradición oral”. Añade el investigador que en 1798, durante el proceso de fundación del pueblo, el párroco Nazario Vicente García se opuso a que éste se denominara con el nombre de la muerta.

Al momento de su fundación, las tierras de Juana Díaz eran dedicadas a la crianza de ganado vacuno y porcino y a la siembra de frutos menores. Su población era de 1,000 habitantes. A lo largo del siglo XVIII, el pueblo se transformó en un productor de caña de azúcar. Entre sus ingenios se destacan La Luciana, Cristina, Ponceña, Serrano, Amelia, Potala, Cintrona y úrsula, todos fabricantes de azúcar y mieles.

Para la segunda década del siglo XIX, Juana Díaz había aumentado cuatro veces su población. En 1817, se separa de Ponce con 4,325 habitantes. A mediados del siglo XIX, Juana Díaz se componía de los barrios Lomas, Guayabal, Villalba Arriba, Villalba Abajo, Hato Puerco Arriba, Hato Puerco Abajo, Caonillas Arriba, Caonillas Abajo, Amuelas, Sabana Llana, Cintrona, Capitanejo, Tijeras, Río Cañas Abajo, Jacaguas, Collado y Collores. En 1878 se incluyen los barrios Vaca y Emajagual. Una nota triste en la historia de este pueblo fue el año de 1887. Durante el mismo se instituyó en Puerto Rico la institución del componte: persecución, tortura y encarcelamiento de los autonomistas. En ese año, el Juzgado de Ponce se trasladó a este municipio para enjuiciar las sociedades secretas que existían en el área.

Hacia finales del siglo XIX, la zona urbana del pueblo había crecido lo suficiente para dividir la misma en cuatro barrios urbanos: Norte, Sur, Este y Oeste. Por otro lado, en 1917, este municipio perdió los barrios Villalba Arriba, Villalba Abajo, Hato Puerco Arriba, Hato Puerco Abajo, Caonillas Arriba y Caonillas Abajo y Vacas; los cuales pasaron a formar parte del nuevo pueblo de Villalba. Juana Díaz entonces quedó compuesto por los barrios Pueblo Este, Pueblo Norte, Pueblo Oeste, Pueblo Sur, Amuelas, Callabo, Capitanejo, Cintrona, Collores, Emajagual, Guayabal, Jacaguas, Lomas, Río Cañas Abajo, Río Cañas Arriba, Sabana Larga y Tijeras. Para mediados del siglo XX, la Junta de Planificación de Puerto Rico amplió la zona urbana incluyendo en ésta, partes de los barrios Lomas y Amuelas.

Símbolos

Bandera
La bandera de Juana Díaz está compuesta por un paño dividido en dos triángulos yuxtapuestos. El triángulo en la parte superior es de color blanco mientras que el inferior es amarillo. El blanco representa la plata y el amarillo el oro. En el centro se encuentra el escudo oficial de Juana Díaz.

Escudo
El escudo de Juana Díaz posee un centro con diferentes símbolos representativos del municipio. En la parte superior sobresalen trece mogotes constituyendo los trece barrios del pueblo. Simbolizan también las montañas del pueblo, que tienen una gran riqueza mineral. Detrás de la cadena montañosa asoma el sol como insignia de esperanza y nuevo horizonte en la formación de un pueblo. éste tiene trece rayos, figurando cada uno de los barrios del municipio. Hacia la izquierda, aparece una figura femenina en alusión a Juana Díaz, quien dio asiento al poblado. La misma riega con su mano trece granos de maíz sobre trece surcos; caracterizando la semilla que germinó y dio base a la formación y crecimiento de este pueblo.

En el extremo derecho se dibuja un indio como personificación del Cacique Jacaguax; en cuyo honor se nombró el Río Jacaguas. Lleva sobre su espalda trece flechas enfundadas y un arco. Destaca una flecha sobre su cabeza. El arco y las flechas muestran el medio de defensa efectivo para la subsistencia. El centro lo ocupa una cruz nazarena como significado de la hermandad y la unidad entre dos razas: el español y el indio. En la parte inferior se encuentran un arpa, un pluma, un fuete y un grillete. El arpa simboliza la música y la pluma el verso y la poesía, al ser Juana Díaz cuna de poetas y escritores. El fuete y el grillete recuerdan la crueldad del componte. Al fondo del escudo se divisan cuatro líneas horizontales ilustrando el Río Jacaguas.

Rodea este centro una franja dorada en la cual se lee “Ciudad del Jacaguas”. Debajo del escudo se localiza un cintillo color rojo con el año de fundación del pueblo. Finaliza el escudo una corona mural como distintivo de municipalidad.






Página: 1, 2, 3, 4,




Version: 08032601 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Externos
Sobre Juana Dí­az
Juana Dí­az
Historia de Juana Dí­az
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.