Lengua y Literatura / Sinopsis del quehacer literario puertorriqueño
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

La generación del treinta

English version
Concha Meléndez (1895-1983)
Constituyen los escritores del 30 la primera generación de intelectuales puertorriqueños que se formó en un nuevo ambiente de vida y cultura tras los acontecimientos históricos de 1898. Fueron éstos quienes desarrollaron las letras al compás del arte de vanguardia. Además, reaccionaron a las campañas de asimilación cultural estadounidense, afirmando los cimientos de lo hispánico y lo criollo. Las orientaciones generales que dan tono al hacer intelectual se centraron en la interpretación a fondo de lo jíbaro como lo incuestionablemente puertorriqueño, movidos, a su vez, por preocupaciones de estéticaestética: 1.Perteneciente o relativo a la percepción o apreciación de la belleza. Placer estético. 2.Ciencia que trata de la belleza y de la teoría fundamental y filosófica del arte. 3.Artístico, de aspecto bello y elegante. universalista.

Ensayoensayo: Escrito en prosa en el cual un autor desarrolla sus ideas sobre un tema determinado con carácter y estilo personales.Su objetivo es la defensa de un punto de vista personal y subjetivo sobre un tema (humanístico, filosófico, político, social, cultural, etc.).

La Generación del Treinta tuvo como figura máxima a Antonio S. Pedreira (1899-1939), quien se dio a la tarea de definir la personalidad colectiva de Puerto Rico, disgregada por las consecuencias de la intervención estadounidense en el País. Fue expositor de una prosa sobria y precisa, apoyada en el análisis de diversas facetas del vivir puertorriqueño. Consideró, también, aspectos de índole histórica como los expuestos en El año terrible del 87 (1937), incluido en su obra capital Insularismo (1934). Además, realizó estudios de carácter biográfico Hostos, ciudadano de América, 1932, ensayos de estudio literario La actualidad del jíbaro, (1935), y sobre periodismo El periodismo en Puerto Rico, (1941). Complemento de la obra que realizara Pedreira, lo fue el ensayismo de Tomás Blanco (1897-1975). Su Prontuario histórico de Puerto Rico (1935) constituirá, junto a Insularismo, la otra columna sobre la que se asentó el estudio de las esencias histórico-culturales puertorriqueñas. Entre todos los discípulos de Pedreira, es Enrique A. Laguerre (1906-2006) el mejor continuador de su maestro respecto a las preocupaciones y actitudes acerca del destino de la cultura puertorriqueña. En su labor de ensayista, se destaca Hojas libres.

La obra del ensayista Emilio S. Belaval (1903-1972) tomó cuerpo principal en trabajos como Los problemas de la cultura puertorriqueña (1935) y El teatroteatro: género literario constituido por obras dramáticas, generalmente dialogadas y destinadas a ser representadas en un escenario ante un público. como vehículo de expresión de nuestra cultura (1940), recogidos en el libro Areyto (1948). Por otro lado, la ensayista Concha Meléndez (1895-1983) se dedicó desde su primer libro — Amado Nervo (1926) — al estudio de diversos aspectos de las letras hispanoamericanas, tales como las obras de Pablo Neruda y Alfonso Reyes.

Compañera de labores docentes de Concha Meléndez lo fue Margot Arce de Vázquez (1904-1990), de estilo prosístico de gran sencillez y mesura. Aparte de su obra de críticaobra de crítica: Su obra de crítica de las letras fue vertida en libros como Garcilazo de la Vega; contribución al estudio de la lírica española del siglo XVI (1930), Gabriela Mistral, persona y poesía (1958) y La obra literaria de José de Diego (1967). acerca de figuras literarias como Garcilaso de la Vega, Gabriela Mistral y José de DiegoJosé de Diego: (1867-1918) Consiste su quehacer en este género de cuatro poemarios. En Jovillos (1916) inicia De Diego el cultivo del decasílabo y las rimas internas. En Pomarrosas (1904) encuadra, por su temática y tono, dentro del Romanticismo, aunque en algunas composiciones se torne parnasiano, (así en Minimae potestates), impresionista (Aguadilla) y modernista (el poema Genitrix). Sus dos últimos poemarios, Cantos de rebeldía (1916) y Cantos de pitirre (de publicación póstuma en 1950), contienen una poesía de afirmación de los valores de la hispanidad y de la raza latina. Con el poemario final, Cantos de pitirre, se acercará más De Diego al modernismo, tanto por su métrica como por su estilo lírico., cabe señalar otras obras dedicadas al paisaje de su tierra y de otros horizontes, recogidos en Impresiones: notas puertorriqueñas (1950). Otro ensayista de gran importancia lo fue José A. Balseiro (1900-1991), estudioso de las letras hispánicas y autor de libros como El Vigía; ensayos de crítica literaria y musical. Además se destacaron como ensayistas: Francisco Manrique CabreraFrancisco Manrique Cabrera: Autor de amplísima obra de estudio sobre las letras patrias, culminante en una Historia panorámica de la literatura puertorriqueña (1963). (1908-1978); María Teresa BabínMaría Teresa Babín: Autora de Panorama de la cultura puertorriqueña (1958). (1910-1989); Augusto MalaretAugusto Malaret: estudioso del léxico hispanoamericano y autor del Diccionario de provincialismos de Puerto Rico (1917) y el Diccionario de americanismos (1925). (1878-1967) y Rubén del RosarioRubén del Rosario: Estudioso de filología y lingüística hispánica. (1907-1995). Otras figuras de importancia en el ensayo de los treinta en el PaísOtras figuras de importancia en el ensayo de los treinta en el País: Vicente Géigel Polanco, Samuel R. Quiñónez, Carmen Gómez Tejera, Antonia Sáez, María Cadilla de Martínez, Ana Maria O'Neill, José Padín, Domingo Marrero, Jaime Benítez, Nilita Vientos Gastón, Rafael Arrillaga Torrens, Edna Coll

Poesíapoesía: manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio del verso. Generalmente, contiene con cierta rima y ritmo que atiende más a las cualidades estéticas del lenguaje que al contenido.

La lírica del treinta surge al calor de los fervores estéticos de los movimientos de vanguardiamovimientos de vanguardia: algunos movimientos de vanguardia de la década de los años veinte fueron: el diepalismo, el euforismo, el zoísmo y el atalayismo. de la década de 1920. La poesía isleña logró una gran innovación caracterizada por la sencillez expresiva, la depuración formal y la inspiración neorromántica o de afirmación criolla. La generación española del 1927 contribuyó a enriquecer la poética moderna de esta generación. Luis Palés Matos (1898-1959) abrió la trayectoria de creación del verso negrísimo, por cuyo cauce transitaron otros poetas hispanoamericanos. Expone gran parte de este nuevo hacer en el libro Tuntún de pasa y grifería (1937), testimonio de sus preocupaciones ante la realidad del negro en el País y el Caribe. Posteriormente, Palés se acogerá a temáticas de trascendencia cósmica en la búsqueda de respuestas a las eternas interrogantes del ser humano en composiciones como Puerta al tiempo en tres voces y El llamado.

Evaristo Ribera Chevremont (1936-1976) da a conocer su vasta obra en más de una veintena de poemarios publicados. Su poesía se inspira en temas metafísicos y elementos criolloselementos criollos: Ribera Chevremont se inspira en elementos criollos tales como el paisaje, el mar, la mujer antillana, la cultura del Caribe, la lengua hispánica, la miseria y la explotación del jíbaro.. El autor compuso en verso tradicional y en verso libreverso libre: composición poética que no está sujeta a rima ni a metro fijo.. Creación (1951), libro antológico, reúne los mejores versos del poeta hasta el 1951, seguido por una Nueva antologíaantología: colección de escritos recogidos en un libro o publicación. (1966). Otra voz poética de primera magnitud en la poesía de los treinta fue Julia de BurgosBurgos: Provincia española, perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla y León, situada al norte de la Península Ibérica. (1914-1953). Es su lírica de expresión intimista y erótica. Asimismo, se revela como cantora de la patria, del paisaje, de la naturaleza y de su Río Grande de Loíza. Enfilará, además, su canto hacia la nueva realidad social, anunciando la poesía que se manifestará por los años sesenta. Por otro lado, Juan Antonio Corretjer (1908-1985) consagrará su lírica al culto de la patria, hundida sus raíces en todo cuanto constituye la realidad material y espiritual de Puerto Rico. Otros nombres de ilustres poetas de la Generación del TreintaOtros nombres de ilustres poetas de la Generación del Treinta: Otros nombres de ilustres poetas del treinta incluyen a José Antonio Dávila, Samuel Lugo, Francisco Manrique Cabrera, Manuel Joglar Cacho, Luis Hernández Aquino, Clara Lair y Carmen Alicia Cadilla.

Narrativa

Esta generación muestra una intención de superación del tradicional Costumbrismocostumbrismo: Tendencia artística y literaria en la que se tratan las costumbres típicas de un país, región o grupo social como tema principal de la obra de creación. y del Realismorealismo: Sistema estético que asigna como fin a las obras artísticas o literarias la imitación fiel de la realidad. Éste intenta hacer, a través del arte, un retrato de la sociedad de su época. Su temática trata sobre los problemas de la existencia humana, y sobre el vínculo existente entre las personas y su entorno económico y social. Describe todo lo cotidiano y típico, y prefiere los personajes vulgares y corrientes. El lenguaje utilizado en las obras es coloquial y crítico, ya que expresa el habla común y corriente. Los realistas analizan, reproducen y denuncian los males que aquejan a la sociedad. de estricto enfoque objetivo. A la par, brinda una interpretación más universalista de las personas y su suelo. La realidad que asoma en la narrativa es fundamentalmente agrariaagraria: perteneciente o relativo a la industria de la agricultura., y busca la justicia social, según se da en las obras de Rómulo Gallegos, Ciro Alegría, Jorge Icaza, Juan Bosch, etc. En el terreno del cuentocuento: Narración de ficción corta, con pocos personajes y breve descripción. Generalmente se narra un solo suceso., aparece Emilio S. Belaval (1903-1972) como renovador del género. Es autor de Los cuentos de la Universidad; Cuentos para fomentar el turismo y Cuentos de la Plaza Fuerte. De otra parte, en la cuentística de Tomás Blanco (1897-1975) el argumento pasa a un segundo plano, cediendo primacía a la acción psicológica, a la delineación interna de los personajes y a las reflexiones sobre la conducta humana, como ocurre en Cuentos sin ton ni son. En estos relatos, también se perfila con acusado relieve el escritor Antonio Oliver Frau (1902-1945) por sus Cuentos y leyendas del cafetal (1938).

Se destaca Enrique A. Laguerre como el mejor novelista de la generación y mejor exponente de la novelanovela: Obra literaria en prosa de larga extensión en la que se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es causar placer estético a los lectores con la descripción o pintura de sucesos, personajes, pasiones y costumbres. puertorriqueña. Con su primer relato, La llamarada (1935) dejará la narrativa local de ser una mera proyección de la novela europea tradicional, incorporándose así a la novela hispanoamericana de temas telúricos. Su obra novelística se enfoca en los problemas de los campos y ciudades y en la historiahistoria: 1. Conjunto de los sucesos o hechos políticos, sociales, económicos, culturales, etc., de un pueblo o de una nación. 2. Disciplina que estudia y narra estos sucesos. 3. Obra histórica compuesta por un escritor. La historia de Tucídides, de ,i>Tito Livio, de Mariana. , de Tito Livio, de Mariana. de la sociedad moderna. A partir de Cauce sin río (1962) ofrece una visión analítica del estado material y moral del País. Otras figuras de la narrativa de la Generación del TreintaOtras figuras de la narrativa de la Generación del Treinta: José I. de Diego Padró (1896-1974), cuya obra tiene particular importancia en las letras modernas locales por su posición de avanzada; Manuel Méndez Ballester y Tomás Blanco.

Teatro

A finales de los treinta, comenzó a manifestarse la dramaturgia moderna en Puerto Rico, en cuyo desarrollo influyeron el teatro estadounidense y europeo de posguerraposguerra: tiempo inmediato a la terminación de una guerra y durante el cual subsisten las perturbaciones ocasionadas por ella.. Dos figuras alcanzaron relieves sobresalientes: Manuel Méndez Ballester (1909-2002) y Emilio S. Belaval (1903-1972). El primero constituye el dramaturgo más destacado de su generación y autor de la obra Tiempo muerto. El segundo, Emilio S. Belaval, fue el autor de obras como La Hacienda de Los Cuatro Vientos (1959), considerada su mejor pieza dramática. Se debió a Belaval el dotar al Puerto Rico moderno de un teatro vinculado a la realidad cultural isleña y a las corrientes estéticas de mayor validez en el teatro universal. Otros cultivadores del teatro del 30Otros cultivadores del teatro del 30: Luis Rechani Agrait, cuya mejor pieza es Mi Señoría (1940); Gonzalo Arocho del Toro, autor de El desmonte (1940), de tema que anticipa el de La carreta, de René Marqués; Fernando Sierra Berdecía, autor de la pieza de epígrafe ,i>Esta noche juega el jóker y Enrique A. Laguerre, cuyo drama La resentida,/i> (1944) se desarrolla durante el cambio de soberanía.









Página: 1, 2, 3, 4, 5, 6,




Version: 08012202 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Arce de Vázquez, Margot
Meléndez, Concha
Palés Matos, Luis
Rosa Nieves, Cesáreo
Vega Yunque, Edgardo
Enlaces Externos
Universidad de Puerto Rico - Río Piedras
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.