Municipios / Autonomía municipal IV
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version

Esta es mi última columna sobre la enmienda a la Constitución para establecer la autonomía municipal. El propósito de dicha enmienda es profundizar en nuestra democracia otorgándole poder a los ciudadanos a nivel local para que de esa manera se pueda ofrecer un gobierno más eficiente para Puerto Rico. Una vez que la autonomía municipal esté definida, que esté en funcionamiento y protegida por nuestra Constitución, las responsabilidades serán transferidas del gobierno central al nivel local y con ellas los recursos para atender estas responsabilidades. Como regla general, los municipios brindan servicios y obras públicas con mayor eficacia, rapidez y a un costo menor que el gobierno central. Solo un alcalde muy inepto sería la excepción.

La aceptación de las responsabilidades del gobierno central por los municipios debe ir de la mano con la reducción de personal en el gobierno central por disminución natural o por transferencia a los municipios. Este, desde luego, no es el único remedio para nuestro saturado, ineficaz y politizado gobierno central. La desregulación, la eliminación de agencias obsoletas, la subcontratación y la privatización bien hecha, como es el caso del Puente Teodoro Moscoso, también están en regla.

Algunos se preguntarán: ¿por qué es necesaria una enmienda a la Constitución para poder establecer la autonomía municipal? Porque la ley de Autonomía Municipal aprobada durante mi administración establece todos los procedimientos necesarios para que se produzca la transferencia de poderes o competencias del gobierno central a los municipios. Pero esta ley ha estado en vigor por 15 años y la transferencia que ha ocurrido no asciende a un nivel significativo si la examinamos desde el punto de vista de la importancia de las responsabilidades transferidas y la eficiencia del gobierno central.

Los municipios que han aceptado los usos de terreno y la planificación, y otras competencias, lo han hecho muy bien a nivel local. Ejemplo de ello son: Bayamón, Carolina, Guaynabo, Caguas, Ponce. Pero la mayoría de los municipios no lo han hecho y el gobierno central sigue saturado e ineficiente. Peor aún, desde que se aprobó la Ley de Autonomía Municipal, las agencias ejecutivas y la legislatura han entablado una batalla constante para que los municipios estén sometidos a ellos, frustrando constantemente las iniciativas municipales que tienen mucho sentido.

Un ejemplo reciente es la ley que la Junta de Planificación está tratando de pasar a la legislatura, la cual superpondría el Plan de Usos de Terreno en toda la Isla a los planes de usos de terreno adoptados por los municipios. ¿Cuándo vamos a aprender que la planificación de los usos de terreno es una función esencialmente municipal? Una democracia madura siempre trabaja esto a nivel local. Por 60 años la Junta de Planificación fue incapaz de proponer planes de usos de terreno para todo el territorio de los municipios de Puerto Rico. Ahora, cuando nuestros municipios lo están haciendo, la Junta de Planificación pretende enmendar la ley para el Plan de Usos de Terreno para que la planificación de estos esté otra vez sometida al gobierno central.

Bajo la Ley de Autonomía Municipal los usos de terreno y los permisos de planificación y construcción son competencias que les pertenecen a los municipios. Se pueden transferir otros poderes mediante acuerdo entre las agencias del gobierno central y los municipios. Prisioneros de una mentalidad paternalista que interpreta que el gobierno debe venir del centro, no importa cuán indiferente, lento o estancado pueda estar ese centro, los departamentos y las agencias ejecutivas no han querido, o por lo menos se han mostrado reacios a transferir estos poderes.







Página: 1, 2,




Version: 08010804 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Autonomía municipal I
Reforma agraria de 1941
Enlaces Externos
Evolución y desarrollo de los términos municipales en Puerto Rico
Autonomía municipal II
Autonomía municipal III
Autonomía municipal I
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.