Municipios / Hatillo
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

Fundación e historia

English version
Iglesia Nuestra Señora del Carmen
A principios del siglo XIX, Hatillo formaba parte del barrio Camuy o Hatohato: Extenso territorio dedicado a la cría de ganado vacuno y en menor escala a la de caballos, mulas y cerdos. Los hatos eran concedidos por la Corona española a personas que habían prestados servicios especiales al rey. La explotación de los hatos sustituyó a la minería como base de la economía en Puerto Rico y en muchos países americanos. Los hatos no se cercaban. La división de los hatos entre los herederos de sus dueños y otros adquirientes determinó la aparición de los hatillos, muchos de los cuales fueron origen de los actuales barrios. Grande de Arecibo. En 1823 se inició el proceso de deslinde de tierras que eventualmente dieron paso a la fundación de Hatillo el 30 de junio de 1823 por don Agustín Ruiz Miranda. Su primer alcalde fue don Francisco Martínez. El nombre de Hatillo tiene varias explicaciones. Para algunos, “Hatillo del Corazón de Riego” surge de los árboles de corazón que se encontraban en la zona. Otros aseguran que es producto del deslinde del barrio Hato Grande de Arecibo, área dedicada a los hatos ganaderos. Este barrio ya había sido subdividido en Hato Arriba, Hato Abajo y Hatillo. También se especula que el nombre de Hatillo está vinculado con el levantamiento que don Rafael de Riego iniciara en contra del gobierno absolutista del Rey Fernando VII. En tributo a su gesta libertaria se le adjudicó el nombre de “Hatillo del Corazón de Riego” al nuevo pueblopueblo: los vecinos interesados en fundar un pueblo debían otorgarle el poder a una o más personas que los representarían ante el gobernador y vice-patrono real. Esta persona podía autorizar la fundación y la constitución de una parroquia. Los poderdantes debían ser mayoría en un territorio y mayor de diez. Una vez promovido el expediente el gobernador designaba un capitán poblador que tendría la representación de los vecinos y uno o más delegados generalmente miembros de los cabildos vecinos para que recibieran las pruebas. Se debía probar que el vecindario se encontraba muy alejado de la iglesia por lo que ha sus pobladores se les hacía difícil recibir los sacramentos y los servicios municipales. Generalmente se demostraba la ausencia de caminos o puentes o el mal estado de los existentes. Si era aprobada la solicitud exigía a los vecinos que deslindara el territorio del nuevo municipio y construyera ciertas obras municipales que incluían: una iglesia y casa del cura, la Casa del Rey, una carnicería, cercar un área para cementerio y reservar terrenos para la plaza y ejidos. Se esperaba que los vecinos cubrieran la construcción de estas obras mediante derramas. Usualmente algún propietario donaba los terrenos necesarios para la fundación. Una vez satisfechas las exigencias el gobernador autorizaba la fundacion y la creación de una parroquia y designaba un teniente de guerra que era generalmente el mismo capitán poblador..

El crecimiento de Hatillo fue rápido. Durante los primeros dos años su población aumentó de 910 habitantes a 2,663 distribuidos en la zona urbana de los barrios de Carrizales, Capáez, Naranjito, Corcovado, Buena Vista, (antes Yeguada Occidental), Campo Alegre, (antes Yeguada Oriental), Pajuil, Bayaney, Aibonito, y Barrio Pueblo. Al mismo tiempo, el pueblo contaba con dos haciendashaciendas: Unidad agrícola mayor que la estancia y menor que el hato. Las primeras haciendas se dedicaron al cultivo de caña de azúcar en ellas se establecieron primero trapiches y más adelante ingenios en los que se producían mieles y azúcar moscabada (o sin refinar) y cuando poseían alambique se producía aguardiente. En una segunda etapa las haciendas se dedicaron al cultivo del café. azucareras: la “Santa Rosa” de 150 cuerdas y la “Perseverancia” de 50 cuerdas.

A lo largo del siglo 20, Hatillo siguió sufriendo cambios en sus límites. En 1902, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico aprobó la ley para la consolidación de algunos municipios por lo que Hatillo fue anexado al pueblo de Camuy. Tres años más tarde, la Legislatura aprobó le devolvió la soberanía al municipio. En 1910, el barrio Pueblo (rural) se transformó en el barrio Hatillo (rural). En 1930, los barrios Yeguadilla Occidental y Yeguadilla Oriental cambiaron sus nombres por Buena Vista y Campo Alegre, respectivamente. A la altura de 1940, el censo poblacional reportaba que el barrio Pajuil había desaparecido, distribuyendo sus tierras entre los barrios Buena Vista, Naranjito, Corcovado y Campo Alegre. Siete años más tarde, la Junta de Planificación de Puerto Rico trazó un mapa del municipio de Hatillo y sus barrios. Como parte de esta empresa la Junta amplió la zona urbana del municipio, al incluir parte del barrio rural de Hatillo y el barrio Corcovados perdió la “s” de su nombre.

A pesar de todos los cambios que ha podido experimentar Hatillo, gran parte de sus tierras continúan dedicadas a la ganadería e industria lechera, con 123 vaquerías de primera categoría, que elaboran elaboradoras unos 59,479,609 cuartillos de leche. Otras tierras mantienen su producción agrícola.

Como parte de su historia, Hatillo se reconoce por su celebración del El Día de las Máscaras, el 28 de diciembre de cada año. Es una de las fiestas tradicionales más populares de Puerto Rico. Es una costumbre de base canaria en alusión a la matanza ordenada por el rey Herodes de los inocentes y así evitar la llegada de un nuevo rey a Jerusalem. Los enmascarados representan a los malvados soldados que persiguieron a los niños. El 27 de diciembre se simula una persecución saliendo los niños y al día siguiente aparecen las máscaras. Algunos hatillanos caminan, van a caballo o utilizan otros medios de transportación. Los enmascarados piden dinero y hacen maldades a sus amigos para lograrlo. Vestidos con elegantes difraces con adornos y cascabeles, se pasean por veredas, caminos y carreteras desde muy temprano en la mañana. Visitan las casas donde se les ofrecen bebidas, comida y dinero. A las 4:00 pm del día 28 se celebra un festival en la plaza de recreo. Antiguamente, las vestimentas solían ser rudimentarias. Las caretas eran elaboradas con cartón, barro o higüeras y creaban un cuerpo vestido con harapos de forma femenina o tiznados. A través de los años el “disfraz” ha variado, tanto en los materiales utilizados como el costo del mismo.

Símbolos

Bandera
La bandera de Hatillo está dividida en tres franjas. La franja superior es color azul y representa el mar ya que dicho municipio costea con el Océano Atlántico. La intermedia es amarilla en alusión a la riqueza material y artística del pueblo. La franja inferior es verde simbolizando la vegetación de sus campos y su extensión territorial.

Escudo
El escudo consiste en cuatro cuarteles, una corona mural en la parte superior y bajo el escudo la inscripción “Hatillo del Corazón”. El primer cuartel contiene un árbol de corazón con sus frutas. El segundo cuartel muestra dos vacas estantes de oro, representando un hato de ganado. Tanto el árbol como las vacas aluden al nombre original del pueblo: Hatillo del Corazón. En el tercer cuartel figuran unas ondas plateadas y azules simbolizando la playa de Hatillo. En el centro se encuentra el escusón de la Orden del Carmen en representación de la patrona del pueblo: Nuestra Señora del Carmen. La corona mural es símbolo heráldico representativo de pueblos, ciudades y municipalidades.









Página: 1, 2, 3, 4,




Version: 07121901 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Externos
Linktopr
Municipio de Hatillo
Biblioteca electrónica de Hatillo
Hatillo del corazón
A Puerto Rico: Hatillo
Historia de Hatillo
Isla del Encanto
Oficina de Conservación Histórica
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.