Municipios / Carolina
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

Datos generales

English version
Balneario de Carolina

Este pueblopueblo: los vecinos interesados en fundar un pueblo debían otorgarle el poder a una o más personas que los representarían ante el gobernador y vice-patrono real. Esta persona podía autorizar la fundación y la constitución de una parroquia. Los poderdantes debían ser mayoría en un territorio y mayor de diez. Una vez promovido el expediente el gobernador designaba un capitán poblador que tendría la representación de los vecinos y uno o más delegados generalmente miembros de los cabildos vecinos para que recibieran las pruebas. Se debía probar que el vecindario se encontraba muy alejado de la iglesia por lo que ha sus pobladores se les hacía difícil recibir los sacramentos y los servicios municipales. Generalmente se demostraba la ausencia de caminos o puentes o el mal estado de los existentes. Si era aprobada la solicitud exigía a los vecinos que deslindara el territorio del nuevo municipio y construyera ciertas obras municipales que incluían: una iglesia y casa del cura, la Casa del Rey, una carnicería, cercar un área para cementerio y reservar terrenos para la plaza y ejidos. Se esperaba que los vecinos cubrieran la construcción de estas obras mediante derramas. Usualmente algún propietario donaba los terrenos necesarios para la fundación. Una vez satisfechas las exigencias el gobernador autorizaba la fundacion y la creación de una parroquia y designaba un teniente de guerra que era generalmente el mismo capitán poblador. se encuentra al noreste de Puerto Rico y comprende un área de 124 kilómetros cuadrados(77 millas). Es la cuarta ciudad más poblada de la Isla. También es conocido como la “tierra de los gigantes” y como el pueblo de los “tumba brazos”. El primer nombre lo debe a uno de sus habitantes: Felipe Birriel Fernández, apodado “el gigante de Carolina” y quien medía siete pies y once pulgadas. El segundo responde a la antigua práctica de resolver los conflictos en un duelo a machetazos. Según el censo de 2000, su población general era de 186, 076 carolinenses. Su territorio se organiza en los siguientes barrios: Barrazas, Cacao, Cangrejo Arriba, Canovanillas, Carolina Pueblo, Carruzos, Marín González, Sabana Abajo, San Antón, Santa Cruz y Trujillo Bajo. Su patrón es San Fernando de las Carolinas.

La economía de Carolina ha evolucionado a lo largo del siglo XX. En un principio, su desarrollo económico giraba alrededor de la agricultura, siendo la caña de azúcar su principal cultivo. Actualmente, este pueblo está altamente industrializado. Existen más de 100 fábricas que producen equipos eléctricos y electrónicos, instrumentos científicos, envases de metal, prendas de vestir, goma de mascar y productos farmacéuticos, plásticos y químicos, entre otros. Además, el turismo es de suma importancia, en especial, en la zona de Isla Verde, la cual dispone de hoteles, facilidades recreativas y el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín.

Geografía

Carolina está situado en la costa noreste de la Isla. Limita con el océano Atlántico y con el pueblo de Loíza por el Norte, con Gurabo y Juncos por el Sur, con Trujillo Alto y San Juan por el Oeste y con el municipio de Canóvanas por el Este. Corresponde a la región del llano costero del norte. Hacia el norte del municipio los suelos son bajos y pantanosos. En esta zona, se destaca el cerro San José (barrio Hoyo Mulas) el cual tiene una altura de 210 pies (64 metros). En este cerro se encuentran seis cuevas, entre las que sobresale la llamada del Lago. En éstas se pueden observar petroglifos indígenas. En contraste, la región sur presenta elevaciones tales como las cuchillas El Asomante y Hatohato: Extenso territorio dedicado a la cría de ganado vacuno y en menor escala a la de caballos, mulas y cerdos. Los hatos eran concedidos por la Corona española a personas que habían prestados servicios especiales al rey. La explotación de los hatos sustituyó a la minería como base de la economía en Puerto Rico y en muchos países americanos. Los hatos no se cercaban. La división de los hatos entre los herederos de sus dueños y otros adquirientes determinó la aparición de los hatillos, muchos de los cuales fueron origen de los actuales barrios. Nuevo. Ambas son ramificaciones menores de la sierra de Luquillo. Otras elevaciones son el cerro Gordo (barrio Barrazas) con una altura de 961 pies (293 metros) y los llamados cerros del Comandante (barrio San Antón) con 436 pies (133 metros) sobre el nivel del mar.

En el centro de la costa carolinense está la punta El Medio, frente a la cual se encuentra la Isla Verde y su playa del mismo nombre. Siguiendo la línea costera hacia el este y llegando a Boca de Cangrejos, se localiza otra pequeña isla, La Cáncora. El río Grande de Loíza también cruza al pueblo de Carolina. Sus afluentes en esta zona son el río Canovanillas –que sirve de límite entre Canóvanas y Carolina— y las quebradas Maracuta, Pastrana y Hoya Fría. Otros componentes destacables de su sistema hidrográfico son la quebrada Blasina (que desemboca directamente al mar) y las lagunas de Piñones, San José Los Corozos y La Torrecilla.


























Página: 1, 2, 3, 4,




Version: 07112002 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Clemente Walker, Roberto
De Burgos, Julia
Enlaces Externos
Municipio Autónomo de Carolina
Municipio de Puerto Rico: datos y fotos
Isla del Encanto
Oficina de Conservación Histórica
Historia de Carolina
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.