Proyectos FPH / Fundamentos del campo político
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

Introducción

English version
Portada Puerto Rico en el mundo
Lo político se presenta en nuestras vidas como algo cotidiano y muy concreto. Aparece en situaciones específicas, mediante acciones de personas e instituciones en circunstancias particu­lares. Su importancia surge del simple hecho de que estas acciones y situaciones condicionan profunda­mente nuestras vidas; nos afectan a todos en tanto limitan o posibilitan lo que podemos hacer, mientras condicionan las prioridades y formas de utilizar e in­vertir los recursos del país. Debido a su impacto sobre la vida diaria, sobre la manera en que la cosa pública condiciona las experiencias cotidianas de los indivi­duos, el ciudadano no puede abandonar el espacio de lo político. Al contrario, la norma democrática moderna promueve la participación política mediante el dialogo entre ciudadanos y la acción de concertar acuerdos de convivencia beneficiosos para todos.

Dada la importancia y hasta la urgencia de estudiar y entender el campo de la política, las disciplinas que se han ocupado de esta tarea han sido básicamente dos: la ciencia política y la filosofía política. La pri­mera es relativamente reciente, pero la segunda es muy antigua.

La ciencia política es una disciplina que se dedica a la observación, descripción, explicación y predicción de la conducta política. El objetivo principal es el de explicar las actividades políticas y las instituciones en que estas se realizan. Responde al deseo de incluir en el estudio de la política la cuidadosa aplicación de métodos de observación que permitan los niveles más altos posibles de precisión compatibles con una ciencia humana. Este tipo de estudio detallado es esencial al análisis político como lo hacemos hoy. Se asume que mientras más cuidadosa y detallada sea la observación y la descripción de estos fenómenos, más certera será la explicación que de ellos se haga.

Pero, si existe una ciencia política, ¿para qué hace falta una teoría o filosofía política? La función de la teoría política es la de comprender la práctica y las instituciones políticas con miras a mejorarlas. Es una reflexión sobre la naturaleza y propósitos de la acti­vidad política, las instituciones políticas y las maneras en que éstas deben o pueden ser cambiadas. Además es una reflexión sobre la condición humana en cuanto afecta y es afectada por las instituciones políticas y sobre el efecto recíproco entre todos estos y el poder. Tiene una función crítica, evaluativa, normativa que la ciencia política explícitamente no tiene.

En última instancia la cuestión de si se esta siendo descriptivo o evaluativo en un momento dado es una cuestión de énfasis. Hasta cierto punto lo descriptivo es evaluativo y lo evaluativo es descriptivo. Si decimos que una sociedad es "democrática" estamos diciendo que sus instituciones son de cierta manera y en esa medida estamos siendo descriptivos. Pero a la vez, como el concepto de "democracia" tiene connotacio­nes laudatorias, estamos haciendo una evaluación positiva de esa sociedad. De esta manera el científico político no puede siempre evadir las evaluaciones ni el teórico político las descripciones pero se mantiene la diferencia en énfasis que caracteriza a uno y otro quehacer.

Hemos querido, como una contribución a la co­municación en la esfera pública, ofrecer definiciones funcionales, útiles, de términos fundamentales para entender el campo político y dialogar con efectividad sobre los asuntos públicos.






Página: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13,




Version: 07101822 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Autonomía municipal I
Globalización
Perfil demográfico de la diáspora
Postrabajadores
Reforma agraria de 1941