Proyectos FPH / Otra mirada a la globalización
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Portada Puerto Rico en el mundo

"... el objeto de la soberanía imperial no es la inclusión y asimilación político-territorial de los países o pueblos subordinados, como era característico del imperialismo y el colonialismo estatalista de los siglos XIX y XX. El nuevo poder se ejerce mediante instituciones políticas y aparatos jurídicos cuyo principal objetivo es garantizar el orden global, es decir, una paz estable y universal que permita el funcionamiento de una economía de mercado globalizada".



Michael Hardt y Antonio Negri



Es a todas luces evidente que la globalización es tema de debate obligado; la literatura sobre el desarrollo de la economía supranacional es vasta y multifacética con definiciones e interpreta­ciones conflictivas que delatan enfoques ideológicos y metodológicos divergentes. Esta literatura crítica se divide mayormente entre los que insisten en que la globalización refuerza y desarrolla la democracia y los que, al contrario sostienen que la restringe o inhibe.

Hay optimistas de derechas e izquierdas. Defensores conservadores de la democracia capitalista como Francis Fukuyama (The End of History and the Last Man, 1992) sostienen que la hegemonía mundial de Estados Unidos representa, al éste prevalecer en la Guerra Fría, el triunfo definitivo de la democracia global, lo que significó el "fin de la historia." Thomas Friedman (The Lexus and the Olive Tree, 2000) le hace eco, reclamando también que la globalización del capital representa de por sí la glo­balización de la democracia.

No obstante, también hay defensores que provie­nen de la izquierda progresista. David Held (Demo­cracy and Global Order, 1996) y el alemán Ulrich Beck (¿Qué es la globalización?, 1998) parten de una visión más humanista y concuerdan en que la globalización, atravesada y organizada por un Estado transnacional con formas de gobierno mundial, tiene el potencial de extender los derechos humanos y posibilitar una sociedad civil global y un mundo más justo.

Los críticos escépticos o pesimistas vienen por igual de los dos campos de la antinomia política mundial. El sector conservador lamenta la falta de control del Estado-nación ante las fuerzas del merca­do global, aduciendo a que conduce inexorablemente a la anarquía y la inestabilidad (Johhn Gray, False Dawn, 1998). Por su lado, Pat Buchanan, conocido comentarista conservador estadounidense, insiste en que la globalización ha conducido a un mestizaje de valores en su país que tan solo puede conducir a la decadencia de la cultura e instituciones nacionales. Esa tesis es adoptada por Samuel Huntington, primero en su popular libro The Clash of Civilizations (1996) y más recientemente en su notorio ensayo ¿Quiénes somos?, Paidos, 2004), donde arremete contra el reclamo pluricultural y alerta sobre los peligros de la hibridez que representa para su país la inmigración, particular­mente la mexicana.












Página: 1, 2, 3,




Version: 07101814 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Globalización