Proyectos FPH / Una agenda inevitable
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Portada Puerto Rico en el mundo

En los últimos años, los conflictos relacionados con el ambiente han capturado la atención de los medios de comunicación. Hasta hace poco, los protagonistas o afectados de estas disputas pro­venían de poblaciones en desventaja económica. Sin embargo, el grito de inconformidad de las comuni­dades pobres se ha extendido a todos los sectores sociales frente a proyectos y propuestas de uso que amenazan seriamente la calidad de vida.

El territorio y todo lo que se ubica en él esta sien­do sometido a una presión inmensa para dar paso a usos en los que sus proponentes intentan imponer sus intereses particulares. Las reglamentaciones vigentes, que debieran ordenar la competencia, ceden ante quienes mayor poder e influencia poseen. En el fondo, se trata del choque entre dos visiones sobre como y hacia donde debe­mos desarrollar el País.

Hasta hace poco, prevalecía la noción del carácter infinito de los recursos naturales. Su explotación, por tanto, no consideraba su agotamiento ni el impacto a los sistemas naturales. No obstante, siendo la realidad el verdugo implacable de quienes pretenden distorsionarla o divorciarse de ella, acon­tecimientos recientes, han llevado a reconocer que las actividades del ser humano pueden traer la destruc­ción de la naturaleza. La alteración de esos equilibrios provoca costos sociales y económicos muy graves y hay muchísimos ejemplos de ellos. El más dramático es el calentamiento del planeta cuyas manifestaciones en nuestra región apuntan a un aumento en la frecuencia e intensidad de los huracanes y en la ele­vación del nivel del mar.

Ya hoy no se pueden proponer planes de desarrollo que hagan abstracción de las condiciones de la geo­grafía natural, de su mejor aprovechamiento y de la necesaria protección de su integridad. Hacerlo, equi­vale a sacrificar el futuro, en desconocimiento volun­tario de las consecuencias. Reincidir en la visión que menoscaba la importancia de los recursos naturales es la ruta segura al subdesarrollo.










Página: 1, 2,




Version: 07101802 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario