Proyectos FPH / Puerto Rico: ¿Sociedad del postrabajo?
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Portada Puerto Rico en el mundo
Desde hace décadas, la sociedad puertorriqueña ha venido experimentando un marcado des­censo en la proporción de personas mayores de 16 años que están en el grupo trabajador. En 1950, por ejemplo, la tasa de participación laboral en Puerto Rico ascendía al 55.5%, pero para septiembre de 2006 había descendido a un 47.2%.

Esta es una de las tasas de participación laboral más bajas del mundo. En países latinoamericanos como Argentina, Brasil, Chile, México y Uruguay, la norma estadística actualmente ronda alrededor del 59%. En países industrializados como Estados Unidos, Canadá, Japón, Holanda y Sue­cia, la cifra suele ser aún mayor. (Ver Gráficas 1 y 2.)

Algunos estudiosos, como José Vázquez Calzada han catalogado a la ociosidad como "el gran problema" de la sociedad puertorriqueña contemporánea. Una de sus principales consecuencias es un aumento en la de­pendencia económica de las personas que no trabajan formalmente sobre aquellas que si lo hacen. Dentro de la población dependiente se encuentra un número cre­ciente de personas: jubiladas, incapacitadas, amas de casa, estudiantes, menores de edad y desempleadas. Entre los grupos que más rápidamente se han retirado de la fuerza laboral están los hombres entre 45 y 64 años, muchos de los cuales se acogen al seguro por incapacidad. Como señala Edwin Irizarry Mora (2001: 222), "la orientación de la estructura de la economía de Puerto Rico es cada vez más excluyente del factor mano de obra”. Emilio Pantojas-García (1990) ha empleado el término “portindustrialización periférica” para caracterizar el cambio en las estrategias de desarrollo económico en Puerto Rico dominantes, desde mediados de la década del 1970. Fundamentalmente, la isla pasó de ser un centro de manufactura de exportación intensiva en mano de obra, a una plataforma de servicios financieros e industrias de alta tecnología, intensivas en conocimiento.

Otros autores, como María Milagros López (1994) y Jaime Benson (2000), han abordado el fenómeno desde la óptica de una "sociedad del postrabajo". Este concepto se deriva de la obra de André Gorz (1983) y Stanley Aronowitz (Aronowitz y Cutler 1997), sobre las economías postindustriales europeas y es­tadounidense, respectivamente, donde han declinado rápidamente ocupaciones tradicionales, tales como campesinos y obreros de fábrica. Con la creciente automatización de los procesos laborales y el desa­rrollo de una economía basada en la alta tecnología, la información y la producción de servicios, muchos teóricos contemporáneos han planteado que el con­cepto convencional del trabajo está desvaneciéndose y reemplazándose gradualmente por el ocio. Por eso los defensores de la sociedad del postrabajo, como Aronowitz y Gorz, proponen reducir la jornada laboral, asegurar un salario social mínimo, desvincular la identidad de la "carrera" y aprovechar el tiempo libre para desarrollarse personalmente. Según López, se trata del "surgimiento de modos de vida que no pre­suponen la centralidad del trabajo o del aparato re­productor que lo sostiene, para las vidas y el sustento de los individuos".






Página: 1, 2,




Version: 07101713 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario