Proyectos FPH / Patrones de asentamiento
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
La urbanización se ha convertido en el proceso poblacional más importante a escala global. Desde el siglo XVIII hasta hace po­cas décadas, la preocupación fundamental en los temas demográficos giró alrededor del supuesto dilema entre el crecimiento de la población mun­dial y los recursos alimentarios para sostenerla. Sin embargo, mientras se discutía acerca de los confines del crecimiento de la población mundial, surgían, a finales del siglo XIX, las primeras ciudades millonarias y así las poblaciones urbanas en los países industrializados se multiplicaban de manera vertiginosa. Solo unas décadas más tarde, en el siglo XX, comenzó a pasar lo mismo en el resto del mundo. Así pues, las ciudades, históricamente imaginadas en su representación cartográfica a base de pequeños puntos disper­sos, se fueron transformando paulatinamente en complejas regiones urbanas que en la expansión de sus confines horizontales consumen cada vez más territorios.

El crecimiento de la población urbana mundial atrae aceleradamente la atención general. Si consi­deramos que para 1800 sólo el 2% de la población mundial vivía en ciudades, resulta contundente que al presente, según estadísti­cas de las Naciones Unidas, la población urbana constituye el 50% de todos los habitantes del mundo, es decir, más de 3,200 millones de personas. Como si fuera poco, se espera que para el ano 2030 la población urbana del mundo sobrepase los 5,000 millones de personas. El crecimiento vertiginoso de la pobla­ción urbana mundial plantea nuevos retos para la forma de organizar los territorios que ocupan los seres humanos, sobre todo en lo concerniente a la presión ambiental que las regiones urbanas ejercen sobre el espacio geográfico.

Para entender la dimensión global de la urbanización, es necesario establecer que el crecimiento urbano en los países más industrializados se diferencia de la mayoría de los países del Tercer Mundo. La industrialización y modernización de los países industrializados han reducido -y en muchos casos eliminado- las disparidades territoriales entre el campo y la ciudad; mientras que, a pesar de la creciente integración de muchos países pobres al nuevo entrelazamiento económico global, las disparidades territoriales se sostienen y en muchos casos se incrementan en los países más pobres. El resultado neto es que en los países industrializa­dos la urbanización ya no puede explicarse a partir de altas tasas de crecimiento poblacional ni de la migración campo-ciudad. En cambio, en los países pobres las permanentes oleadas de migrantes desde los asentamientos rurales ceban los ambientes urbanos de forma descontrolada.








Página: 1, 2, 3, 4, 5, 6,




Version: 07101705 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Diáspora puertorriqueña en Estados Unidos
Perfil demográfico de la diáspora