Proyectos FPH / Diáspora boricua
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Portada Puerto Rico en el mundo
Etimológicamente, la palabra griega "diáspora" significa diseminación, dispersión o difusión, especialmente de un pueblo, cultura o idioma. El término se aplicó primero a los judíos exiliados en Babilonia y otros pueblos gentiles a partir del si­glo VI A.C. Luego, se usó para identificar a grandes grupos étnicos que residen fuera de su país natal. Aunque vivan en el exterior, muchos de estos gru­pos mantienen fuertes vínculos con su territorio de origen. En este sentido, los boricuas son un pueblo diaspórico, porque muchos están desparramados fuera de la Isla pero siguen considerándose parte de la nación puertorriqueña.

Desafortunadamente, las estadísticas oficiales sobre el flujo de personas entre la Isla y Estados Unidos son poco confiables, debido a la ausencia de registros migratorios. En los años cuarenta, la emigración puertorriqueña alcanzó niveles masivos, llegando a su nivel más alto en los años cincuenta. Durante las décadas de 1960 y 1970, el éxodo se es­tabilizó, pero volvió a aumentar durante los ochenta y noventa. En total, más de un millón de personas se mudó de la Isla a lo largo del siglo XX. Hoy día, el flujo de puertorriqueños hacia el exterior continúa sin tregua.

Desde mediados de los años sesenta, la diáspora boricua se ha caracterizado por un creciente movimiento "de puerta giratoria". La emigración neta se redujo a un mínimo y pareció detenerse momentáneamente a inicios de los setenta. Por primera vez desde los años treinta, más puertorriqueños regresaron a la Isla que los que se fueron a Estados Unidos. Entre las principales causas de la migración de retorno se destaca el deterioro de las condiciones de vida y trabajo en Nueva York, particularmente en el sector manufacturero. Como resultado, el movimiento de puertorriqueños y sus descendientes a la Isla ha adquirido una gran es­cala. La presencia de cientos de miles de personas nacidas o criadas en el exterior y que hablan inglés como primer idioma plantea cuestiones impor­tantes acerca de la identidad nacional en la Isla, especialmente el papel de la lengua española como símbolo de esa identidad.






Página: 1, 2,




Version: 07101703 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Colón, Jesús
Diáspora puertorriqueña en Estados Unidos
Diáspora puertorriqueña: ciclos migratorios y comunidades a distancia