Artes / Música en el cine de la DIVEDCO
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Jack Delano
La producción cinematográfica de la División de Educación de la Comunidad (DIVEDCO) fue un foro de expresión importante para músicos y compositores puertorriqueños. Con sus filmes musicales, la DIVEDCO conservó y difundió la diversidad del acervo musical nacional, tanto en el género culto como en los renglones de música popular, urbana y campesina. En momentos en que la cultura puertorriqueña necesitó ser valorizada y apreciada, el cine de la DIVEDCO preservó lo mejor de nuestra música y sus intérpretes.

Los compositores principales: Délano, Veray, Campos Parsi


Durante la primera década de existencia de la DIVEDCO, tres compositores sientan las pautas de calidad e identidad cultural que ayudan a la efectividad de las películas: Jack Delano, Amaury Veray y Héctor Campos Parsi, quienes se integran a la DIVEDCO cuando están a punto de dar a luz las composiciones de género culto que formarán el repertorio identificado por Campos Parsi como “la Escuela Nacionalista Puertorriqueña”.

Delano se vincula con el proyecto gubernamental de producción de películas para propósitos educativos desde sus orígenes, cuando en 1946 se funda la División de Educación Visual, adscrita a la Administración de Parques y Recreos Públicos. La carencia de recursos fiscales y técnicos explica la sencillez de las bandas sonoras de las producciones de la División de Educación Visual, donde se usan pocos instrumentos musicales y en las que Delano hace arreglos de melodías del dominio público criollo, sobre todo canciones infantiles. De estas primeras partituras, sobresale la de la película Una gota de agua (1949), en la que Delano tomó motivos infantiles-sobre todo Mambrú se fue a la guerra-y preparó una simpática marcha infantil.

Al fundarse en propiedad la DIVEDCO como agencia autónoma-si bien adscrita al Departamento de Instrucción Pública, responde directamente al entonces gobernador Luis Muñoz Marín-con presupuesto y facilidades técnicas superiores, Delano tendrá la oportunidad de dirigir proyectos artísticamente más ambiciosos, lo que se refleja en las partituras. Los peloteros (1951), último de sus filmes para la DIVEDCO, no solamente es el primer largometraje de la División con un reparto numeroso y rodaje en localizaciones, sino que hace gala de una banda sonora mucho más compleja que la de filmes como Una gota de agua. El tema principal, escrito para instrumentos de viento y recurrente hasta el tenso punto culminante de la cinta, incluso cita los acordes iniciales de la popular canción de Roberto Cole Romance del campesino.

Antes de retirarse de la DIVEDCO, Delano toma dos iniciativas importantes: asciende a su asistente Amílcar Tirado al rango de director, y contrata a Amaury Veray como compositor. Tirado se inicia éxitosamente como cineasta con el dramadrama: Género literario al que pertenecen las obras destinadas a la representación escénica, cuyo argumento se desarrolla mediante la acción y el lenguaje, por lo común dialogado, de los personajes. Una voz en la montaña (1952), para el que Delano compone otro potpourri de canciones infantiles interpretadas por un acordeón, dándole a esta historia de un jíbaro que desea aprender a leer y escribir un aire de melancolía y optimismo, conforme la situación.

Veray comienza su aportación en la DIVEDCO con la partitura del segundo filme de Tirado, El puente (1953). Este trabajo-combinación hábil de melodías incidentales de corte clásico con canciones infantiles como Pase Misín-inicia el cuerpo de partituras más productivo de compositor alguno para la DIVEDCO. Veray compondrá música para siete filmes: El puente, Pedacito de tierra (1953), Doña Julia (1954), El de los cabos blancos (1955), Milagro en la montaña (1955), Mayo florido (1956) y La quiebra (1963), demostrando la versatilidad y el talento para sonorizar géneros tan diversos como el drama didácticodidáctico: Que está creado o es adecuado para enseñar. (Pedacito de tierra), la fantasía navideña (Milagro en la montaña) y la comediacomedia: Obra dramática, teatral o cinematográfica, en cuya acción predominan los aspectos placenteros, festivos o humorísticos, y cuyo desenlace suele ser feliz. De origen griego, su protagonista es generalmente un arquetipo de la sociedad en una situación conflictiva de la vida cotidiana en donde sus valores éticos están en juego, así como los valores que rigen la sociedad en donde se desarrolla la comedia. costumbrista (La quiebra).

Clase aparte por su originalidad de concepto, Mayo florido-colaboración de los directores Willard van Dyke y Luis Maisonet con Veray-es un poema lírico audiovisual, con la elegante música ilustrando un hermoso montaje a color de flores, tanto capullos como plantas en pleno brote, cascadas y ríos con plantas acuáticas, culminando en la intervención de un trío de guitarras y voces interpretando la canción Mayo florido, cerrando con un plano del sol penetrando con sus rayos una barrera de hojas mientras las voces y guitarras dan punto final a la canción.

Al igual que Veray, Campos Parsi se integra a la DIVEDCO a su regreso de Europa, donde cursó estudios en música y composición clásica. Campos Parsi compone partituras para seisseis: música puertorriqueña orquestada con los instrumentos de la guitarra, el güiro, el cuatro y el bongó e interpretada por trovadores que improvisan en décimas. Su composición musical consta de compases de dos por cuatro, en dos tiempos con combinaciones sincopadas. títulos: Modesta (1955), El secreto (1957), El cacique (1957), El yugo (1959), La noche de don Manuel (1963) y Geña la de Blas (1964).

Con Modesta, Campos Parsi experimenta con la integración de la música jíbara a la composición de una partitura de estructura tradicional; la secuencia en que se ilustra el correr del chisme de la agresión de Modesta contra su marido viene acompañada de una melodía que, con aires del seis chorreao, comenta ingeniosamente el medio de comunicación más veloz en nuestra cultura, el “bochinche”.






Página: 1, 2,




Version: 06111203 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Música puertorriqueña y su historia
Enlaces Externos
Fundación Nacional para la Cultura Popular
DIVEDCO: Las películas olvidadas del desarrollo puertorriqueño
Film music and community development in rural Puerto Rico: the DIVEDCO program (1948-91).
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.