Arqueología / Historia precolombina de Puerto Rico
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
La prehistoria antillana se conoce a través de fuentes documentales y la evidencia arqueológica. Sobresalen en las primeras los cronistas españoles tales como: Cristóbal Colón, Fray Bartolomé de Las Casas, Gonzalo Fernández de Oviedo, Pedro Mártir de Anglería y Fray Ramón PanéFray Ramón Pané: Estudió la religión y creencias de los Indios por encomienda de Cristóbal Colón. Aprendió a hablar la lengua indígena. Vivió mayormente en la isla de la Española.. Algunos de estos cronistas llegaron a convivir con los taínos. Otros, como Pedro Mártir de Anglería, recibieron información de los que llegaban a las antillas y regresaban a las Cortes españoles.

La arqueología podría definirse brevemente como la ciencia que estudia el pasadode la humanidad por medio de sus restos materiales. Cuando se trata de culturas desaparecidas y que no tiene historia escrita las excavaciones arqueológicas son impresindibles para intentar una reconstrucción histórica y de la vida cotidiana de éstas. Para el arqueólogo los estratos o capas del terreno son como páginas de un libro que desaparecen a la vez que se leen. Por esta razón el arqueólogo tiene que elaborar un cuaderno de anotaciones, además de dibujos, fotografías y mapas donde registra la relación espacial de los objetos que escava. Estos artefactos y restos luego de ser documentados se colocan en bolsas plásticas rotuladas para ser analizadas en un laboratorio. Por último, toda excavación arqueológica debe culminar en un informe que intente reescribir los procesos humanos que se desprenden del análisis de los artefactos y los datos descubiertos.

La arqueología, como toda ciencia, es una sujeta al cambio y constante revisión de acuerdo a los nuevos hallazgos que se realizan, los avances tecnológicos y las nuevas teorías que abordan los datos desde novedosas perspectivas. Los taínos, por ser la etnia que fue descrita por los conquistadores españoles, es la más conocida. Por otro lado la evidencia arqueológica la ubica tan solo en los últimos trescientos años de una prehistoria que parece remontarse hasta cinco milenios.

En un principio se descansaba mayormente en las crónicas para describir aspectos relacionados con la forma y tamaño de los poblados, las costumbres, la vida cotidiana y la religión de los indios antillanos. En tiempos modernos sin embargo, la arqueología se ha asistido de disciplinas hermanas que son ramas de la antropología tales como la etnología, la lingüística antropológica y la antropología física, que han permitido corroborar o refutar nociones preconcebidas sobre nuestros indígenas. A la arqueología contemporánea también asisten peritos en arqueobotánica, arqueofauna, paleoambientes, lítica, geología, geomorfología y química que aportan datos en sus respectivas especialidades. La tecnología utilizada hoy día también incluye técnicas y aparatos sofisticados de prospección remota tales como el radar de penetración de suelos, el conductor de resistividad del terreno y la fotografía aérea que nos permiten obtener importantes datos antes de las excavaciones. Por último también se ha avanzado en los métodos de datación, que nos dan cronologías específicas, como el carbono 14 y el estudio minucioso de los estratos del terreno. Poco a poco, la prehistoria antillana se va develando como las páginas de un libro de idioma desconocido que se descifra.

Primeros habitantes

Según la evidencia arqueológica recopilada hasta la fecha, los indígenas arribaron a las Antillas por primera vez en el tercer o cuarto milenio antes de Cristo. Las fechas de carbono 14 más antiguas en Puerto Rico se han recopilado en los yacimientos de Angostura en Manatí (4000 antes de Cristo), Paso del Indio, Vega Baja (2860 antes de Cristo), Maruca, Ponce (2850 antes de Cristo) y Puerto Ferro, Vieques (2140 antes de Cristo). En Cuba, se han documentado fechas muy tempranas en Levisa (3190 antes de Cristo) y en Santo Domingo en Casimira (3000 antes de Cristo) y Barrera Mordán (2800 antes de Cristo). A estos primeros indios se les llama arcaicos o precerámicos y se postula que vinieron de Belice, adyacente a la Península de Yucatán, viajando en balsas o canoas. Probablemente hablaban un idioma protomaya, de acuerdo al lugar de donde vinieron. Se ha teorizado otra migración precerámica posterior denominada como Banwaroide proveniente de Venezuela vía Trinidad, que se había establecido en St. Kitts hacia el 2150 antes de Cristo.

Los arcaicos no tenían cerámica ni agricultura y vivían de la recolección, pesca y caza menor, cerca de los manglares y la costa. Probablemente se movían hacia el interior de las islas durante ciertas temporadas del año dependiendo de los recursos de caza y recolección disponibles. La evidencia arqueobotánica más reciente parece indicar un aprovechamiento selectivo de ciertas plantas de uso alimentario y medicinal. Inclusive existe evidencia de una agricultura incipiente, sin poder catalogarse ésta como su modo de producción dominante. Vivían en cuevas, abrigos rocosos y campamentos semi temporeros de madera y paja. Se agrupaban políticamente en bandas. Se distinguieron por la utilización de la piedra dura para elaborar utensilios de uso diario y ceremoniales.













Página: 1, 2, 3, 4, 5, 6,




Version: 06102004 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Enlaces Internos
Población indígena de Puerto Rico
Población y sociedad
Enlaces Externos
Centro ceremonial de Tibes
Parque ceremonial Caguana
Sociedad Aymaco
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.