Lengua y Literatura / Lengua de Puerto Rico: historia y presente
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

English version
Cartel de `Diálogos de la Lengua`, auspiciado por la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española
Introducción

La lengua vernácula de Puerto Rico es uno de los componentes básicos de su cultura y, por su capacidad de supervivencia a través del tiempo, puede considerarse un elemento significativo de su identidad colectiva. Esta lengua es el español de los puertorriqueños, con todos los recursos expresivos del idioma general y los rasgos propios de los usos locales. En el sincretismosincretismo: sistema filosófico que trata de conciliar doctrinas diferentes. cultural que refleja la historiahistoria: 1. Conjunto de los sucesos o hechos políticos, sociales, económicos, culturales, etc., de un pueblo o de una nación. 2. Disciplina que estudia y narra estos sucesos. 3. Obra histórica compuesta por un escritor. La historia de Tucídides, de ,i>Tito Livio, de Mariana. , de Tito Livio, de Mariana. puertorriqueña, la lengua española, adaptada al medio en siglos de acriollamiento, es el instrumento comunicativo natural que comparte hoy la sociedad isleña. El acercamiento al idioma es una ventana, orientada al pasado y al presente, que esta Enciclopedia abre ante los lectores con el propósito de que se asomen a la memoria del País.

El español en los primeros siglos coloniales

Una cosa es el español peninsular trasplantado a Puerto Rico en los siglos coloniales y otra el español de la actualidad: cualquier acercamiento al español de América debe distinguir entre la etapa de orígenes y las realidades presentes.

Debemos tener en cuenta, además, que la lengua llegada a Puerto Rico en el siglo XVI no era una lengua uniforme en los usos, sino un conjunto de “maneras de hablar” el español propias de personas de diferentes regiones, edades y niveles socioculturales. Todo esto se explica si tenemos en cuenta que, en el siglo XVI, después de una larga Edad Media, ya se perfilaban en la Península las distintas formas regionales de hablar el antiguo castellano, nacido en BurgosBurgos: Provincia española, perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla y León, situada al norte de la Península Ibérica. y extendido poco a poco hacia el sur, el este y el oeste. La revisión de las cartas y documentos escritos en Puerto Rico en estos primeros tiempos son el testimonio de la antigua variación lingüística peninsular, tanto en el espacio geográfico como en la estratificación de la sociedad.

Es lógico pensar que la primera documentación de Puerto Rico se escriba por españoles, de manera que hay que esperar a fines del siglo XVI para acercarnos a un documento escrito por criollos, la llamada Memoria de Melgarejo, de 1582. En este texto ya aparecen ligeros rasgos de adaptación del idioma, junto a las mismas vacilaciones peninsulares de la época ante nuevas y viejas normas lingüísticas en competencia.

El camino recorrido por el español de la Isla, desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, es una compleja historia apoyada en la convivencia, primero, con las poblaciones autóctonas, y enseguida, con los variados y sucesivos grupos humanos de origen africano. Mientras las primeras desaparecían y los segundos se hispanizaban, el español se iba transformando y enriqueciendo con palabras prestadas de estas lenguas, con creaciones nacidas de sus propias raíces, o con adaptaciones de significados, ritmos y tonos.

Junto al discurso culto, que no había dejado de producirse durante los tiempos coloniales (cartas, relaciones, actas administrativas, testimonios legales, etc.), el siglo XIX estrena una literatura de deliberado acento propio –el costumbrismocostumbrismo: Tendencia artística y literaria en la que se tratan las costumbres típicas de un país, región o grupo social como tema principal de la obra de creación.-, con su ejemplo clásico de lengua campesina recreada en El Gíbaro, de Manuel Alonso, o con la presencia en escena del personaje José, negro bozal, en La juega de gallos o el negro bozal , de Ramón C. F. Caballero, obra a la cual pertenecen estas líneas:

Nasaria, mio chinita,
la pena me ta muriendo,
y tú siempre ta riendo
sin cuedate tú de mí.

Aunque la lengua de los textos literarios no es el reflejo fiel del habla, ofrece sin duda rasgos propios de la expresión espontánea local, ya sea rural o urbana, general o propia de determinados grupos. En todas las épocas, los autores han caracterizado a sus personajes por el uso del lenguaje y Puerto Rico no es una excepción; podemos decir que los personajes costumbristas son fuentes indirectas de la lengua popular isleña al llegar el siglo XX. Para conocer científicamente la realidad del habla, sin embargo, hay que esperar los resultados de los estudios dialectalesestudios dialectales: Rama de la Lingüística que estudia los dialectos o las variedades de una lengua según se manifiestan en determinados lugares., desarrollados en la segunda mitad del siglo XX. En nuestro tiempo, de acuerdo con los avances científicos de la lingüística moderna, se reconoce la unidad del idioma en la variedad de las hablas regionales; el español de Puerto Rico, por tanto, con todos los rasgos y tendencias que los estudios han ido identificando, es una de estas muchas variedades, dentro del español actual.






Página: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7,




Version: 06100401 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Álvarez Nazario, Manuel
Artes de la representación en Puerto Rico
Historia abreviada de la literatura puertorriqueña
Lengua y Literatura
Literatura puertorriqueña en Estados Unidos
Enlaces Externos
Congreso internacional de la Lengua
Fundación Príncipe de Austurias
Mestizaje Lingüístico
Facultad de Humanidades/Universidad de Puerto Rico-Río Piedras
Situación del Español en Puerto Rico
Centro Virtual Cervantes
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.