Economía / Evolución histórica de la economía de Puerto Rico
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

La década de 1940

English version
Interior de una fábrica dedicada a la industria de la aguja
Al comenzar la década de 1940 Puerto Rico presentaba un escenario socioeconómico no muy distinto a la década de la Gran Depresión. En el período comprendido entre fines del año 1941 y mediados del 1946 el gobernador Rexford G. Tugwell intentó sentar las bases para un programa de desarrollo “orientado hacia dentro”, es decir, basado en la utilización de los recursos internos del país con el fin de satisfacer las necesidades básicas de la población. Esta estrategia, que eventualmente hubiese creado los cimientos para un plan de desarrollo autosostenido, se basó inicialmente en la promoción de empresas manufactureras poseídas y administradas por el Estado: una fábrica que produciría cajas de cartón corrugado, otra que produciría productos de arcilla para la industria de la construcción, otra de zapatos, y una que elaboraría productos de cristal y botellas. Estas cuatro fábricas se añadieron a la empresa productora de cemento fundada en la década anterior. Además, se impulsó la idea de que Puerto Rico podría convertirse en un destino turístico importante en el Caribe, y se inició la construcción de un nuevo aeropuerto internacional, un hotel -el Caribe Hilton- cuya orientación sería hacia el mercado estadounidense. El plan de desarrollo autosostenido propuesto por Tugwell no pudo ponerse en marcha debido al cambio de estrategia de desarrollo iniciado desde Estados Unidos luego de culminada la Segunda Guerra Mundial.

Durante la administración de Tugwell se crearon agencias estatales y corporaciones públicas que le prestarían servicios a la ciudadanía. Otros servicios, que hasta el momento habían sido privados, fueron estatizados. Entre todas las agencias la que tuvo el mayor protagonismo fue la Compañía de Fomento Industrial de Puerto Rico (en esos años se le conocería más por sus siglas en inglés, PRIDCO). La agencia sentó las bases para la estrategia de desarrollo que emplearía los recursos naturales y parte de los recursos fiscales del país en la producción para el mercado doméstico. PRIDCO administraría y poseería las fábricas estatales. Además, crearía el escenario propicio para impulsar la investigación científica en la búsqueda de nuevas materias primas, fundaría un laboratorio que identificaría nuevas semillas para la producción agrícola, daría apoyo al capital local y crearía una división de distribución y mercadeo para promover los productos puertorriqueños dentro y fuera del país. Las metas originales de PRIDCO la definían como una agencia de vanguardia para su época.

La década de 1940 también marcó el inicio de un plan de distribución de tierras entre la población de la zona rural que permanecía desposeída, luego de más de cuatro décadas de economía de monocultivo cañero. En 1940, un año antes de aprobarse la Ley de Tierras, las familias de arrimados constituían un tercio de la población total, o cerca de 110,000 familias. La Reforma Agrariareforma agraria: proceso mediante el cual el gobierno de un país redistribuye las tierras agrícolas entre la población con el propósito de que las familias residentes en las zonas rurales que se dedican a la agricultura posean el terreno en el cual trabajan y del cual obtienen su sustento. La experiencia latinoamericana y caribeña en los planes de reforma agraria incluye programas para aumentar la productividad del suelo, nuevas técnicas agrícolas, nuevas variedades de semillas, ayuda directa para la construcción de viviendas, construcción de sistemas de riego y proyectos dirigidos a levantar el nivel de vida de las familias rurales. propuso la creación de fincas de beneficio proporcional, fincas individuales que serían arrendadas a familias de agricultores bona-fide interesados en implantar nuevas técnicas de producción agrícola, la repartición de parcelas entre las familias de agregados, la ayuda técnica a los agricultores y la diversificación de la producción agrícola. Sin embargo, la reforma agraria encontró una serie de escollos que la hicieron fracasar a largo plazo. Entre estos se destaca la falta de fondos de la Autoridad de Tierras, el retraso de ventas de tierras por parte de las corporaciones azucareras; el aumento en la producción azucarera a pesar de la intensión de diversificar la agricultura con una producción récord de caña molida y de azúcar obtenida en 1952.

Muchas de las familias que recibieron y parcelas las abandonaron para convertirse en la fuerza obrera que sería empleada por las fábricas de capital privado que promovía el gobierno en las zonas urbanas a raíz del nuevo plan de industrialización inagurado a fines de 1940. Estas familias también constituirían el grueso de la gran masa de emigrantes que partirían hacia las ciudades de la costa este de Estados Unidos una vez se inició el plan de industrialización aludido. La idea de continuar con la reforma agraria después de culminada la Segunda Guerra Mundial resultaba ser incompatible con el giro que tomaría la economía estadounidense en el periodo inmediato y con los planes que a tales efectos se había trazado para Puerto Rico.


Entre 1940 y 1950 la población total del país aumentó en 340,000 personas; el Producto Bruto per cápita a precios corrientes aumentó en 122% (de $154.00 a $342.00); y el gasto de consumo personalgasto de Consumo Personal: la suma del total de gastos incurridos por los consumidores en bienes y servicios durante un año fiscal. a nivel agregado aumentó de $236 millones a $663 millones. Tanto la compensación a los empleados, como el ingreso personalingreso Personal: el flujo total de ingresos que reciben los individuos antes del pago de contribuciones sobre ingresos. y el ingreso familiar promedio reflejaron la misma tendencia de aumento que el producto bruto per cápita y el consumo per cápita. En este caso los aumentos fueron de 206%, 198% y 145% respectivamente.

No obstante, el aumento en el número de empleados fue leve (de 536,000 en 1940 a 596,000 en 1950) y se explica por el movimiento emigratorio a Estados Unidos que comenzó en la década de 1940. Debe destacarse que el aumento de 60,000 empleados no guarda proporción con el crecimiento poblacional aludido en el primer punto y, por esa razón, no es de extrañar que la tasa de desempleodesempleo: Situación en la que uno o más factores de producción no se utilizan en el proceso productivo. Aunque técnicamente cualquiera de los factores puede estar desempleado, el concepto se utiliza comúnmente para referirse a la mano de obra desocupada. aumentara de 11.0 a 13.0% durante el período, a pesar de la emigración de fuerza obrera.







Página: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8,




Version: 06081402 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Acerca de San Juan
Anexión de Río Piedras a San Juan
Autonomía municipal I
Barceloneta
Barranquitas
Breve presentación al proyecto: San Juan la ciudad que rebasó sus murallas
Centrales azucareras: estructuras y maquinaria
Diáspora puertorriqueña en Estados Unidos
Globalización
Guayama: Ingenio azucarero Vives
Hacienda Santa Rita, Guánica
Ingenio azucarero Vives, Guayama
Mayagüez
Perfil demográfico de la diáspora
Población y sociedad en el siglo XVI
Ponce: Sede Instituto de Cultura Puertorriqueña/ Casa Armstrong Poventud
Puerta de Tierra: la vida en un barrio obrero
Puerto Rico: Aproximación a historia
Recursos Naturales
Reforma agraria de 1941
Enlaces Externos
Departamento de Economa Universidad de Puerto Rico-Río Piedras
El País
BBC Mundo
Historia de la moneda y Numismática en Puerto Rico
El museo del 98
The economist
The New York Time
The Washington Post
Biblioteca Universidad de Puerto Rico Recinto de Mayagüez
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.